Alternativa a las Mega Centrales Hidráulicas

Por Pedro Serrano, Presidente de Fundación Terram, publicada en Sustentable.cl, 12 de diciembre de 2005.

Por Pedro Serrano, Presidente de Fundación Terram, publicada en Sustentable.cl, 12 de diciembre de 2005.


"La pregunta que todos se hacen es "qué otra cosa se puede hacer para obtener energía eléctrica sin interrumpir los cursos de agua ni producir grandes embalses artificiales".

Partiendo de la idea de que los impactos ambientales de las grandes represas y los consecuentes embalses de las mega centrales hidroeléctricas son de carácter mayor, altamente irreversibles y con un balance costo beneficios que obra siempre en su contra, la pregunta que todos se hacen es "qué otra cosa se puede hacer para obtener energía eléctrica sin interrumpir los cursos de agua ni producir grandes embalses artificiales".

Antes que todo hay que explicar que las mega centrales de embalse, son las más baratas de todas las de su potencia, la inversión se concentra y los flujos energéticos son más fáciles de controlar. Son estas ventajas económicas las que hacen que los grandes consorcios presenten este tipo de proyectos a sabiendas que serán cuestionados por sus impactos ambientales. El negocio eléctrico, si hay disponibilidad gratuita de agua en altura, es muy bueno. La cordillera hace de Chile un muy buen negocio eléctrico. Los equipos equivalentes cuando se hacen girar con vapor o turbinas térmicas, a gas, carbón, petróleo o leña, todos combustibles caros, resultan a la larga mucho más onerosos y contaminantes.

Las alternativas hidráulicas:

Se puede obtener energía del agua sin interrumpir abruptamente las corrientes, se puede obtener grandes cantidades de energía eléctrica y mecánica con la sumatoria de muchas pequeñas centrales o muchísimas mini centrales, todas ellas poco invasivas.

Esto, obviamente, no le conviene a las empresas monopólicas mayores, pero si a las posibles empresas pequeñas diversas. Según un estudio de hace 20 a?os sobre micro centrales hidroeléctricas, el potencial mini o micro de todos los cursos de agua chilenos supera con creces todo lo mega hidráulico posible de instalar. Para esto habría que imaginar una empresa en red de productores medianos y no una empresa monopólica de inversión concentrada, todo un tema político. Las medianas, pequeñas o mini centrales, pueden ser de paso lateral: Desviar un flujo de agua sin interrumpir el cauce mayor y estrujar la energía de ese desvío, que además devuelve toda el agua que usa al cauce mayor aguas abajo.

Intercepción lateral de flujo: es posible, así como lo hacen las antiguas ruedas de paleta, obtener energía de la corriente interceptando el flujo de un borde solamente y hacer esto muchas veces a lo largo del flujo, produciendo un impacto m?nimo en el total, esto se puede hacer incluso con desvíos estudiados del curso, sin perder las cualidades del flujo mayor. Le tecnología en turbinas y sistemas hidráulicos se ha perfeccionado muchísimo en las últimas décadas.

Centrales flotantes: Se han ensayado con bastante éxito pequeñas islas flotantes aseguradas a las respectivas orillas donde se sustentan las turbinas que interceptan el flujo de las aguas.

Centrales mixtas: Por supuesto a mayor diversidad de fuentes básicas, más seguro el sistema, por ello se desarrollan con éxito centrales mixtas: eólicas, térmicas, solares, geotérmicas, hidráulicas, cualquier combinación de estas, según las ofertas energéticas naturales del lugar, hace que el negocio se aun más sustentable en términos ambientales, económicos y de multi-respaldo.

Finalmente, existen diferentes alternativas que pueden ser más viables ambientalmente e igual de eficientes que aquellas que causarían un gran impacto ambiental. Sin embargo, los criterios que suelen primar en este tipo de decisiones son los más rápidos y de menor costo. Es así como se hipoteca el futuro de nuestros recursos naturales, de nuestro medio ambiente y, en definitiva, de todos los chilenos.

Comments are closed.