Informe de Acuicultura

Columna de Giuliana Furci, encargada del programa de salmonicultura de Fundación Terram, publicada en La Estrella de Chiloé, 9 de marzo de 2006.

Columna de Giuliana Furci, encargada del programa de salmonicultura de Fundación Terram, publicada en La Estrella de Chiloé, 9 de marzo de 2006.


Recientemente, la Subpesca dio a conocer los resultados del Primer Informe Ambiental de Acuicultura, que reúne los antecedentes de los reportes entregados por 1.741 centros de cultivo de diferentes especies acuáticas, a lo largo de todo el país. En el texto se da cuenta sobre el período entre febrero de 2003 y diciembre de 2004.

El cumplimiento de las empresas de entregar dichos reportes está dispuesto en la Resolución 404 de la Subpesca, desde el 2003. En este Primer Informe Nacional, un 75% de las empresas cumplió con dicha normativa, lo cual es sin duda, un alto porcentaje de las industrias acuícolas que realizaron el ejercicio de autoevaluar el entorno de sus cultivos y por ende, los procedimientos que influyen directamente en la calidad de sus productos.

El informe entrega los antecedentes de las empresas que cumplieron con la disposición administrativa, como los datos de las especies y del tipo de cultivo que realizan. Además, en el estudio se evalúa la condición de aerobia/anaerobia del área de sedimentación. Este último punto constituye un antecedente importante, ya que determina la existencia o no de oxígeno en el sedimento bajo el cultivo, lo cual se relaciona a uno de los tipos de daño ambiental provocado por cultivos acuícolas.

Ahora bien, en un cuerpo de agua es imposible delimitar el área de sedimentación debido a las fluctuaciones a la cual las masas de agua están sujetas. De los informes entregados, los resultados arrojaron que solamente el 4,8% de los centros (50 centros) presentaron condiciones de anaerobia, de los cuales 42 son centros de cultivo de salmónidos. De estos, solamente 10 están ubicados en aguas terrestres. Del total de los informes entregados 267, no pudieron ser analizados puesto que, en su mayoría, no cumplieron con entregar toda la información. Sin embargo, esto se contradice con la creciente evidencia científica respecto de los daños que la acuicultura provoca.
 

 

Comments are closed.