Alarma general por marea roja

Si hasta hace unas horas se informaba de dos tipos de toxinas de marea roja presentes en aguas chilotas, ayer en la tarde se comunicó oficialmente la existencia de tres venenos en mariscos insulares y un aumento de su presencia en zonas permitidas de extracción.

Si hasta hace unas horas se informaba de dos tipos de toxinas de marea roja presentes en aguas chilotas, ayer en la tarde se comunicó oficialmente la existencia de tres venenos en mariscos insulares y un aumento de su presencia en zonas permitidas de extracción.


Por Sara Curumilla
Por ello, la Secretaría Regional Ministerial de Salud de la Décima Región dictó una nueva resolución respecto a la prohibición de extraer productos marinos, ampliando la tradicional zona prohibida que va de isla Laitec al sur.

El documento que lleva la firma del seremi Dagoberto Duarte inscribe que no se puede mariscar en la totalidad del área geográfica ubicada al sur del paralelo 43º02` Sur, correspondiente a los puntos de referencia Punta Centinela e isla Tranqui, en Chiloé y Punta Auchemó en el litoral de Palena, hasta el límite con la Xl región.

La prohibición que afecta para la provincia a las comunas de Quellón y Queilen incluye recolección y captura de mariscos bivalvos, tales como cholgas chorito, choro, almeja, ostras, huepos, navajuela y ostiones, pero también al loco y el picoroco.

La orden fue adoptada tras los análisis efectuados durante el 13 y 14 de diciembre, por el Laboratorio de Marea Roja de la Universidad de Chile, en Castro, el que ya había comunicado recientemente la presencia de dos venenos de la marea roja -paralizante (VPM) y amnésico (VAM)- en cinco comunas de Chiloé: Chonchi, Curaco de Vélez, Puqueldón, Quellón y Quinchao.

 

UNDÉCIMA

 

Esta prohibición rige tanto para los bancos naturales como para los centros de cultivo, y en ella se tomó en consideración la existencia permanente de la marea roja en la zona norte de la Undécima Región, como igualmente la intoxicación con toxina paralizante con resultado fatal de un vecino calbucano en Melinka.

En la reunión del Comité Provincial se informó que los muestreos del Programa de Sanidad de Moluscos Bivalvos de Sernapesca detectaron brotes del VAM -el que provoca pérdida total o parcial de la memoria- en niveles subtóxicos en la bahía Yal, en isla Lemuy, comuna de Puqueldón, y Chequián en Quinchao.

Siempre sin detallar los niveles de toxinas encontrados, también se comunicó que han sido detectados niveles subtóxicos del veneno diarreico de mariscos (VDM) en muestras de carne de moluscos de áreas de extracción ubicadas en Quellón Viejo y Yaldad, en la comuna de Quellón, y Chepu, en Ancud.

Ahora en cuanto al letal VPM, se halló niveles tóxicos en los sectores de canal Coldita, Yaldad y Laitec, en Quellón, además de Yelcho, en la provincia de Palena. También, por ahora, habría cantidades subtóxicas en islas Chaullín y Linahue, y el sector Trincao, Quellón

 

CONTROLES

 

El seremi Duarte, afirmó que "se han intensificado los controles en la zona", todo con el propósito de prevenir contagios en la población local y en consumidores del continente.

"Es una situación preocupante por el número de Alexandrium catenella que está presente en la zona sur", afirmó Gastón Vivallo, de IFOP, Instituto de Fomento Pesquero, institución que está trabajando con 39 estaciones de monitoreo desde Coipomó, Ancud, a Huapiquilán, Quellón.

Al respecto, la Oficina de Quellón de la Autoridad Sanitaria recientemente comunicó que el VPM excedía los 2 mil microgramos de veneno por 100 gramos de carne en aguas del norte de la Región de Aysén, en circunstancias que el límite es de 80 µg.

"Hay preocupación por lo que ocurre", señaló a su vez, el integrante de la Asociación de Mitilicultores de Chiloé, Mario Maldonado, quien aseveró que en la medida que exista un mayor conocimiento del tema disminuye la preocupación frente al problema.

"Ello nos permite también tener los resguardos suficientes", sostuvo el empresario, añadiendo que valora las informaciones que han estado entregando en Chiloé tres científicos franceses que están participando de la pasantía "calidad de aguas costeras y producciones en acuicultura".

Sin embargo, el profesional Vivallo se atrevió a comentar que "no sabemos cómo va a progresar el fenómeno, qué va a pasar, pero seguimos monitoreando".

Comments are closed.