Energía nuclear II

Carta al director de Rodrigo Pizarro Director Ejecutivo de Fundación Terram, publicada en el diario la Tercera el 10 de septiembre de 2006.

Carta al director de Rodrigo Pizarro Director Ejecutivo de Fundación Terram, publicada en el diario la Tercera el 10 de septiembre de 2006.


Señor Director:

El gobierno anunció la puesta en marcha de un plan para ‘estudiar’ la eventual implementación de energía nuclear en Chile, a pesar de un compromiso público y explícito de la Presidente Bachelet con organizaciones ambientales de no promover la opción nuclear durante su mandato. Ello es grave por lo siguiente.

Primero, el Estado chileno cuenta con recursos escasos. El ‘costo de oportunidad’ de optar por estudiar la opción nuclear, es no estudiar otras opciones, en consecuencia, la decisión explicita una decisión de política.

Segundo, si debemos ‘estudiar’ alternativas energéticas es inconcebible que se opte primero por la nuclear. Chile no cuenta con uranio o la capacidad técnica de enriquecerlo. No cuenta con la tecnología nuclear, ni tampoco con el expertise para desarrollarla. En consecuencia, la opción nuclear profundiza una mayor dependencia y vulnerabilidad que cualquier otra opción, inclusive las más tradicionales.

Tercero, cualquier mirada somera a la viabilidad económica, jurídica, de seguridad y de capacidad institucional, dejan en claro que la opción nuclear en Chile no es viable, por lo menos en el mediano plazo. La verdad sea dicha, tras los desastres de Celco-Valdivia, el incendio de Torres del Paine, Corfo-Inverlink, entre otros, es evidente que el Estado chileno es incapaz de la implementar y fiscalizar un proyecto de energía nuclear seguro.

Por ello. es claro que este es un canto de sirenas, un volador de luces que intenta evitar tomar las decisiones duras de eficiencia energética, marco regulatorio y concentración del mercado. Pero sí existen enormes intereses económicos en sólo abrir la discusión y realizar los estudios. He ahí el tema central y la pregunta debe ser ¿cuáles son los intereses económicos que están promoviendo este nuevo puente del Chacao?.

Comments are closed.