Comienza cuenta regresiva para implementación del Plan Transantiago

Parte el 10 de febrero próximo.Una ruta con varios cambios contempla el diseño del nuevo sistema de transporte de Santiago. El subsecretario del ramo, Danilo Núñez, señala que se trata de un ”cambio cultural” para el cual aún están preparando a la población. En tanto, el ingeniero civil de la Universidad Católica Juan Carlos Muñoz, realiza una positiva evaluación técnica sobre las modificaciones. El Mostrador 08 de enero de 2007.


Por Ober Madrid
Una innovadora forma de desplazamiento tendrán los santiaguinos a partir del próximo 10 de febrero. Imitando el modelo de Colombia, y ante el éxito del país cafetero, Chile incorporará nuevos paraderos, estaciones de transbordos, recorridos más cortos y una nueva forma de pago. En síntesis, un nuevo ordenamiento de la locomoción colectiva de la capital.

Entre los nuevos conceptos con los que los usuarios tendrán que comenzar acostumbrarse son los buses y paraderos troncales, así como sus similares alimentadores, además de la tarjeta "bip!", que será el único medio de pago válido para desplazarse a través de este sistema integrado.

Si en la actualidad los buses amarillos pueden cubrir distancias como la comuna de Puente Alto, en el extremo sur de Santiago, con Pudahuel, en el extremo norponiente, el nuevo plan incorpora el concepto de recorridos troncales y alimentadores.

El subsecretario de Transportes, Danilo Núñez Izquierdo, explica que hasta el 10 de febrero todos los buses tendrán su trayecto habitual, pero "con Transantiago éstos no van a recorrer de punta a punta y no van a pasar por todas las comunas".

De esta manera, los buses troncales –que serán identificados con el color blanco y verde que tienen algunas máquinas que ya circulan por la capital- serán los únicos habilitados para cubrir largas distancias. Para abordarlos, existirán paraderos ad hoc, donde habrá paneles o señales verticales con la información necesaria sobre los recorridos disponibles.

"Los servicios troncales, que van a ir de Norte a Sur y de Oriente a Poniente, se desplazarán por las grandes avenidas y van a estar identificados con los colores blanco y verde. Para llegar a un punto yo puedo hacer más de una combinación. Hay que ver el plano de recorridos y buscar el camino más eficiente para llegar al destino”, comenta Núñez.

En cuanto a los alimentadores, estarán separados en diez zonas diferenciadas por colores, y contarán con buses que sólo circularán dentro de ellas. Al igual que los troncales, habrá paraderos especialmente habilitados para estos buses, donde también habrá información sobre los recorridos.

Tarifa y transbordo

Otro de los nuevos conceptos con que el usuario deberá relacionarse son las Estaciones de Intercambio Modal, que contemplan una instalación que permitirá el transbordo de pasajeros entre distintos medios de transporte como: buses, metro, taxis, colectivos, y otros. Esta estación estará ubicada en La Cisterna, en la última estación de la línea dos en el paradero 25 de Gran Avenida.

Asimismo, habrá Estaciones de Transbordo cuyo objetivo es hacer más expedita la transferencia de pasajeros entre los diferentes medios de transporte: buses troncales y alimentadores y el Metro. En la capital hay 35 estaciones de este estilo y en cada una de ellas va a ver un panel de información para facilitar y coordinar la planificación del traslado que hará la gente.

Uno de los servicios que aún no está operativo es el que informará las tarifas que tendrá cada tramo y de los transbordos entre un servicio troncal o local o Metro. Según el Ministerio de Transportes, las indicaciones se darán a conocer el próximo miércoles 10 de enero.

Núñez explica que como la mayor cantidad de viajes se realizará cambiándose de un bus a otro o a la red Metro es probable que en algunos casos los tiempos de trayecto se incrementen en relación al actual sistema, pero también podrían darse casos en que éste se reduzca.

-¿Cuánto aumentarán o disminuirán los tiempos en los traslados de los pasajeros?
-En algunas ocasiones pueden aumentar, en otras mantenerse y en otras disminuir. En los corredores segregados que tenemos construidos, como Grecia, Pajaritos y Alameda, los tiempos de viaje disminuirán. Habrá una prioridad de la gente para usar el Metro, por ejemplo en Gran Avenida y Vicuña Mackenna, donde hay líneas del Metro paralelas a la calle.

-¿De qué forma cree que el Metro se ha preparado para aumentar al doble los pasajeros?, ¿Cree que se han tomado las medidas suficientes?
-Se han tomado las medidas necesarias. Incluso si hay atochamiento en el Metro, en las calles paralelas habrá buses expresos para trasladar a los usuarios.

Cambio cultural

-Mucha gente ha hechos críticas porque dicen que este nuevo proyecto mantiene a los antiguos buses amarillos, ahora pintados de otros colores, ¿qué le diría a esos usuarios?
-No basta con que un bus esté pintado para ser Transantiago. Tiene que tener una serie de requisitos técnicos, como por ejemplo tener la máquina para que el público deslice su tarjeta bip! y tener una cámara interna de seguridad para alertar en caso de cualquier conflicto. Estos buses están siendo fiscalizados así que si no cumplen con los requisitos, no podrán circular el 10 de febrero.

-Con este nuevo sistema, ¿todos los choferes tendrán un sueldo fijo estable?
-Todos los conductores de las micros del Transantiago, sean nuevas o reacondicionadas van a tener contrato fijo desde febrero. Nunca más van a existir esas “locas” carreras por cortar más boletos.

-¿De qué forma se están preparando para febrero?
-Nosotros nos estamos preparando para este cambio cultural, faltan algunas cosas, pero se van a concretar. Tenemos los centros de pago y la nueva tecnología va a funcionar. Estamos informando en terreno, a través de los diarios, de la radio y del fono consulta 800 7300 73.

Al respecto, el personero anuncia que más de 445 mil planos se van a entregar a través de los diarios, y que además se harán llegar guías a los domicilios con los planos locales y con los recorridos por donde pasarán los servicios. De esta forma, el usuario deberá identificar la zona donde vive y el color de bus de su comuna.

Más vías exclusivas

El ingeniero civil de la Universidad Católica Juan Carlos Muñoz, especialista en el área de redes y transportes, tráfico y logística, señala que en general las calles están preparadas para el nuevo sistema, especialmente para los buses nuevos. "Hoy en día transitan por lugares poco aptos. Esto ocurre porque estamos viviendo una etapa de transición”, explica.

El profesional agrega que si bien Santiago está pasando por una situación complicada, es necesario entender que "los buses del Transantiago van a operar en sólo algunos ejes".

-¿Cree que las modificaciones que se hicieron en algunos ejes son suficientes para este nuevo diseño en el transporte?
-Pienso que sí. Ya aguantaron todo este periodo de transición, con mayor razón van a soportar si los hacemos operar en ejes que están dispuestos para esta etapa. De todas maneras, hay ejes que necesitan mejoras urgentes. Si ves avenida Matta es espantoso, pero tengo confianza en que esto se va a mejorar. Supongo que el gobierno está tomando las medidas suficientes para tener una mejora en los ejes que tienen una calidad insuficiente.

-¿Qué medidas tomaría usted como ingeniero si lo pusieran a cargo del proyecto?
-Daría un acceso más expedito a los buses, un espacio en avenidas troncales que hoy día no disponen, restringiendo el paso de los autos. de manera que los buses puedan transitar por las avenidas y no que estén entrampados en la congestión producto de los autos.

-¿Aplicaría más vías exclusivas?
-Lo aplicaría de forma intensiva, en muchos ejes por largos periodos de tiempo, haría un esfuerzo significativo en ese sentido.

-Respecto a las salidas de las autopistas, ¿están preparadas para este cambio?
-Habría que investigar primero. Algunas de las carreteras quedaron muy mal diseñadas, es posible que algunos buses tengan problemas en los radios de giro, pero eso habría que verlo en la práctica. No puedo aventurarme en ese sentido. Habría que hacer el recorrido en el bus para ver si hay inconvenientes o no.

-¿Y respecto de las señales en la vía pública, son suficientes?
-Este es un problema de nuestra ciudad. En general es bastante pobre en las vías. En todo caso el Transantiago está asesorado por gente bastante buena. En mi opinión. la gráfica es bastante clara. Estoy optimista y esperanzado de que cuando alguien llegue a un paradero, encuentre la información suficiente y la señalética adecuada. Así podrá continuar su viaje, que es lo relevante en este caso.

Comments are closed.