Gobierno recapacita y modifica su postura sobre el acceso ciudadano a información pública

Comunicado de Prensa, 4-07-05
A consecuencia de la presión de organizaciones ciudadanas -quienes han exigido al Gobierno que se respete el acceso a información pública modificando la normativa que fomenta la cultura del secretismo- la Secretaría General de la Presidencia accedió a limitar las restriciones que existen para acceder a la información pública, informándonos que, con motivo de las próximas reformas constitucionales y legales, éstas serán, en su mayor parte, eliminadas.

Comunicado de Prensa, 4-07-05
A consecuencia de la presión de organizaciones ciudadanas -quienes han exigido al Gobierno que se respete el acceso a información pública modificando la normativa que fomenta la cultura del secretismo- la Secretaría General de la Presidencia accedió a limitar las restriciones que existen para acceder a la información pública, informándonos que, con motivo de las próximas reformas constitucionales y legales, éstas serán, en su mayor parte, eliminadas.


Gobierno recapacita y modifica su postura sobre el acceso ciudadano a información pública

Santiago de Chile. 03 de agosto de 2005. (Ecoceanos News)Como "una de las victorias más importantes de los últimos años en el ámbito de los derechos ciudadanos y acceso a información". fue calificada por organizaciones de la sociedad civil la respuesta entregada por el Ministro Secretario General de la Presidencia, Eduardo Dockendorff, a la solicitud para que se tomen medidas en contra de la creciente cantidad de resoluciones gubernamentales que establecen el secreto de información estatal que, por su propia naturaleza, es de carácter público.

Esta respuesta fue entregada por la Secretaría General de la Presidencia (Minsegpres), y en ella se destaca que las últimas reformas constitucionales, así como el proyecto de ley de acceso a la información de los senadores Hernan Larraín y Jaime Gazmuri, implicará, una vez que entren en vigencia, "la derogación de las resoluciones de secreto y reserva, toda vez que establecen que dicha declaración solamente la puede hacer el legislador, no la autoridad administrativa".

Con ello, se hace referencia a la nueva disposición constitucional, aún por aprobarse, que eleva a rango constitucional el derecho de acceder a información de oficinas estatales, obligando a establecer sólo mediante Ley los casos específicos de secreto o reserva. Además, agrega el texto del Minsegpres, que para dicho efecto, se envió un oficio con recomendaciones a todos los servicios p?blicos, el que fue incorporado dentro de la contestación de la autoridad para conocimiento de la ciudadanía.

Dichas recomendaciones (oficio N?914/2005 Minsegpres), señalan que "el texto de la nueva disposición constitucional y el contenido del proyecto de ley mencionado, expresan con fidelidad la orientación política que el Gobierno sustenta en materia de publicidad y acceso a la información administrativa".

Por ello, y ante la necesidad de preparar a los organismos de la administración para el nuevo escenario normativo, el gobierno comunicó formalmente "la orientación que deberá presidir la actuación administrativa en materia de publicidad y transparencia, a objeto que se proceda desde ya, a revisar los criterios aplicados y a definir las estrategias e instrumentos de gestión que permitan la estricta observancia de dichos principios, velando siempre por la mayor publicidad y transparencia posibles"

CAMBIOS OCURRIERON POR ACCI?N CIUDADANA

Este oficio viene a solucionar el problema generado por las mas de 90 resoluciones administrativas que desde el año 2001, diversas oficinas públicas comenzaron a dictar, y en las cuales se declaraba secreta información de relevancia para la ciudadanía, imponiendo una prohibición de acceder a dichos antecedentes por un período de 20 años, y expresas limitaciones a la prensa para difundirlos. Esta restrictiva normativa se basaba en el reglamento sobre esta materia que publicó este mismo ministerio en 2001 (DS 26/2001 Minsegpres).

La nueva postura del gobierno, ademas, contribuye a hacer cumplir las instrucciones emitidas por la Contraloría General de la República mediante dictamen 49883 del 04 de octubre de 2004, en las que estableció la ilegalidad de estas resoluciones, ordenándose a estas reparticiones modificarlas a la brevedad.

La solicitud fue redactada por el abogado ambientalista Moisés Sánchez R., y fue suscrito por Patricio Herman, de la agrupación Defendamos la Ciudad; Juan Carlos C?rdenas, del Centro Ecocéanos?; Lake Sagaris, de la organización ciudadana Ciudad Viva; Marcel Claude, de Oceana; y Rodrigo Pizarro, de la Fundación Terram, contando con el apoyo de otras organizaciones sociales y ciudadanas.

Moisés Sánchez, redactor de la presentación, afirmó que éste oficio es sólo el principio, y constituye la base de lo que debe ser un código de buenas prácticas en materia de secreto, aspecto en el cual estamos dispuestos a avanzar con el gobierno. Destacó además la excelente disposición de dicha cartera, especialmente del subsecretario Rodrigo Egaña Barahona, quien "se manifestó en todo momento muy llano, no sólo a escuchar, sino a proponer alternativas de solución a nuestro requerimiento".

Por otra parte, Patricio Herman, de la agrupación Defendamos la Ciudad, destacó el valor de dicho oficio, agregando que "nuestra agrupaciön reconoce muy positivamente la ardua labor del abogado Moisés Sánchez, quien ha seguido este caso desde el año 2002, y que con sus análisis jurídicos ha contribuido a que el gobierno enmiende el rumbo en materias tan importantes como la información publica".

NUEVA GENERACI?N DE DERECHOS CIUDADANOS

Matías Guiloff, abogado de la organización Oceana, indicó que este oficio "es un paso hacia delante en la consagración de un derecho de acceso a la información pública que garantice la participación ciudadana".

En este mismo sentido, Lake Sagaris, Presidenta la organización ciudadana Ciudad Viva felicitó "a las organizaciones y las personas que han trabajado duramente para lograr este avance de parte del gobierno y al gobierno mismo por un cambio de actitud que se refleja en estas nuevas provisiones legales. El derecho a la información es un derecho fundamental para el sano y efectivo funcionamiento de la democracia, y requiere – además de los reglamentos -una fuerte voluntad de parte de las autoridades públicas de hacerlo realidad en cada una de sus acciones.

?Esperamos agregó Sagaris- que esto sea el primer paso hacia un gran cambio en las actitudes y acciones cotidianas, que es donde este tipo de provisión realmente se pone a prueba".

Por su parte, Pilar Gil, Coordinadora del Programa de Secretismo de Fundación Terram valoró la postura del gobierno en promover y proteger el libre acceso a la información de todos los organismos p?blicos del Estado por parte de cualquier ciudadano. Creemos que esta es la mejor forma de promover la participación ciudadana, empoderando a las personas con el fin de que puedan formarse una opinión fundada, influir en las políticas públicas y fiscalizar el correcto funcionamiento de las instituciones.

?Sin embargo -agrego la periodista-, esperamos que la aprobación de la ley que avala el Acceso a la Información Pública se concrete lo antes posible, para que esta declaración por parte del Ejecutivo no quede sólo en las buenas intenciones".

Por su parte el Centro Ecoceanos afirmó que "los reclamos de las organizaciones ciudadanas y el trabajo cooperativo entre las ONGs y especialistas en estas materias lograron que el Estado se vea obligado a modificar estas prácticas de secretismo estatal?.

"Acceder a información oportuna, veraz y de calidad es uno de los pilares del trabajo de las organizaciones ciudadanas y una sociedad moderna, un Estado moderno no tiene justificaciones para prohibir el acceso a información. Es un paso más hacia la transparencia, la democratización de nuestra sociedad y la conquista de estos necesaria nueva generación de derechos ciudadano", dijo el Centro Ecoceanos.

 

 

 

 

Comments are closed.