Instaron a ministra del medio ambiente a reparar errores en crisis ambiental del río Cruces

Acción por Los Cisnes y la Asociación de Armadores Turísticos Fluviales de Valdivia llamaron a Ana Lya Uriarte a usar sus nuevas atribuciones a favor de la ciudadanía y no de las grandes empresas. Valdivia noticias 28 de marzo de 2007.


Un llamado a que asuma los compromisos suscritos con la ciudadanía de Valdivia y que rectifique todos los errores cometidos por el gobierno y la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) en la crisis ambiental y ecológica del santuario de la naturaleza “Carlos Anwandter” a causa de la planta de Celulosa Arauco y Constitución (Celco o Arauco) formuló ayer el movimiento ciudadano Acción por Los Cisnes y la Asociación de Armadores Turísticos Fluviales de Valdivia a la recién asumida Ministra del Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte.

Uriarte, que hasta el lunes era directora ejecutiva de la Comisión Nacional de Medio Ambiente (Conama), fue nombrada por la Presidenta Michelle Bachelet como la nueva Ministra de Medio Ambiente, cartera gubernamental creada para fortalecer y reforzar la institucionalidad ambiental.

La vocera de Acción por Los Cisnes, Claudia Sepúlveda, explicó que desde ayer Ana Lya Uriarte tiene una “cuota adicional de poder” que le permitiría saldar la deuda que tiene con la ciudadanía de Valdivia que exige el cierre preventivo de la planta de celulosa Valdivia, causante según un estudio científico oficial encargado por el mismo gobierno como causante del desastre del río Cruces.

Precisó que como Ministra deberá reparar los vacíos legales para sentar las bases de una institucionalidad ambiental que garantice la protección de los derechos ambientales de los ciudadanos "y no uno que privilegia por lejos el desarrollo de inversiones a costa de muchos impactos desastrosos como el que han ocurrido el Valdivia".

“Esperamos que haga todo lo que tenga que hacer para rectificar la autorización que le permite a Celco seguir funcionando ilegalmente hasta hoy, que es una herencia de Paulina Saball, la directora ejecutiva de la Conama”, dijo.

ERRORES

Sepúlveda recordó que uno de los argumentos esgrimidos por Uriarte cuando era directora de la Conama para no tomar medidas directas exigidas por el movimiento ciudadano para terminar la contaminación de Celco eran sus atribuciones insuficientes.

“En su momento nos dijo que no podía realizar esto porque era esta herencia pesada. Pero ahora como Ministra de Medio Ambiente, inaugurando una nueva etapa, esperaríamos que partiéramos de cero y que este tema no solo sea revisado si no que rectificado”, puntualizó la vocera.

Agregó que deberá rectificar el anteproyecto de Norma Secundaria del río Cruces para que considere los impactos de Celulosa Arauco en el santuario. A juicio de Sepúlveda, es “un traje hecho a la media para que Celco y dos plantas de celulosa iguales a la actual contaminen nuestro humedal”.

“Si quiere dar legitimidad a su trabajo tiene que saldar las deudas ambientales que pesan en su espalda y Celco es sin duda una de las más pesadas. Si ella no repara desde ya un caso tan grave como este nada de lo que haga va a tener legitimidad”, destacó.

EMPRESARIOS TURISTICOS EXIGEN MEDIDAS

Por su parte, el presidente de la Asociación de Armadores Turísticos Fluviales, Jimmy Davis, gremio que no ha podido repuntar desde fines del año 2004, luego que se produjera el desastre ecológico del río Cruces, llamó a la nueva autoridad ambiental “a tomar cartas en el asunto”.

“Para nosotros, ahora que está en un cargo de tanta relevancia e importancia, debiera empezar rápidamente a cumplir los compromisos que adquirió acá. Eso se ha pedido todo este tiempo. Que se pida un nuevo estudio de impacto ambiental y que se busque una descarga alternativa al río Cruces” expresó.

El dirigente turístico instó a la nueva ministra a que sus nuevas atribuciones las utilice a favor de la ciudadanía y no a favor de las grandes empresas.

“Es importante que aproveche la oportunidad que se está dando para revertir todos los errores que se han cometido con voluntad política. Si no la hay, obviamente quedaremos en la misma situación. Pueden pasar 20 ministros del medio ambiente y no va a pasar nada. Vamos a estar atentos a lo que haga”, finalizó.

 

Comments are closed.