Terram: “La clase política jamás quiso royalty”

Comunicado de Prensa 11-08-04
A juicio del director ejecutivo de la institución, Rodrigo Pizarro, "el manejo político electoral del tema se olvidó de la discusión de fondo. Lo que vimos en estas semanas tuvo mucho de conteo de votos y poco de debate".

Comunicado de Prensa 11-08-04
A juicio del director ejecutivo de la institución, Rodrigo Pizarro, "el manejo político electoral del tema se olvidó de la discusión de fondo. Lo que vimos en estas semanas tuvo mucho de conteo de votos y poco de debate".


Para Fundación Terram, el fracaso del proyecto de ley de royalty a la minería es, en gran medida, responsabilidad del Gobierno, al insistir con un proyecto que fue mal planteado en términos políticos, ya que siempre careció del apoyo necesario para ser aprobado.

Según el director ejecutivo de la organización, Rodrigo Pizarro, "para quienes hemos trabajado en este tema, nos dio verguenza ver ayer a los parlamentarios hablando de cualquier cosa, menos del royalty. La ciudadanía lo pidió a través de todas las encuestas conocidas, pero el Congreso hizo todo lo contrario".

A juicio de Pizarro, los cambios de discurso, tanto del Gobierno como de la Derecha, demuestran el uso político que se le ha dado al royalty. En nuestra opinión, por ejemplo, se ha dejado de lado el tema conceptual de fondo, que es el cobro por la renta de los recursos. Se ha terminado hablando de patentes e impuestos, que son cosas distintas a la justificación económica del royalty".

Pizarro planteó además que "la Derecha ha mostrado un afán oportunista en todo esto. Según los criterios que siempre han planteado, el último proyecto de ley es más perjudicial que la propuesta del Gobierno y sólo responde a fines populistas. Pero en su necesidad de salir del paso lo han levantado y lo han defendido".

A juicio de Pizarro, "el problema fundamental del proyecto de la Derecha es que es ineficiente en el cobro de la renta del recurso, al establecer un mayor pago por el área de explotación y no por los recursos extraídos. Las patentes son instrumentos que aseguran el derecho de exclusividad para la utilización de un área determinada, lo que no responde al valor del mineral. Así, dos empresas van a pagar el mismo precio por hectárea, pero una puede extraer mucho más mineral que la otra. Esta situación es claramente ineficiente".

Agregó que "aquí lo fundamental es que el Estado pueda cobrar por toda la renta del recurso, lo que a mi juicio no se logra con ninguno de los proyectos que se han presentado hasta ahora".

El economista dijo además que "la clase política ha dado claras señales de estar defendiendo los intereses de los grupos económicos por sobre los del país".

Comments are closed.