Chile: gobierno anunció medidas de emergencia para transantiago

El Ministro de Transportes, René Cortázar, informó anoche de cinco medidas para superar la crisis del Transantiago: Seis mil buses totales en la calle, aumento de las frecuencias, la creación de un centro de apoyo a la gestión de los operadores, la descongestión del Metro con buses expresos de superficie y la construcción de otros 2 mil 700 paraderos. Asimismo dijo que las tarifas se mantendrán en 380 pesos. Radio Universidad de Chile 04 de abril de 2007.


Cortázar dijo que las cinco medidas están destinadas a "desatar los nudos que han impedido que tengamos un sistema de transportes como el que las personas hemos buscado y deseado por muchos años".

El Secretario de Estado informó que se sumarán mil nuevos buses a la flota disponible, hasta totalizar 6 mil 400, acotando que mientras éstos llegan al país se contratarán buses interurbanos. "Los primeros 300 estarán en la calle a partir de la próxima semana. Y antes de fines de este mes ya tendremos una flota de más de 6 mil buses, un número muy superior a los 5 mil 400 que tenemos hoy día", añadió.

En segundo lugar, comunicó que para asegurar el cumplimiento de los compromisos que asumieron los operadores en los contratos y una adecuada gestión de la flota, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones formará un Equipo de Apoyo y Control de Gestión, que estará en contacto directo y continuo con los operadores para apoyar a quienes presentan dificultades en la gestión de sus flotas y fiscalizar que se cumplan los compromisos asumidos en los contratos".

"Asimismo, se continuará con la corrección de algunos recorridos, y antes de fin de este mes el gobierno tomará las resoluciones definitivas que correspondan", añadió.

El Ministro Cortázar añadió que para corregir la excesiva congestión en el Metro, se utilizarán buses interurbanos que entrarán en operación a partir de la próxima semana, para crear servicios especiales expresos, sin paradas intermedias y por vías de alta velocidad, que tendrán como propósito principal contribuir a la descongestión del Metro.

Además, el Secretario de Estado anunció que en las próximas semanas se realizará un esfuerzo inédito de entrega de información en las calles. Asimismo, y para asegurar un sistema de transportes más digno se instalarán, en los próximos meses, 2 mil 700 paraderos adicionales a los 2 mil 500 ya comprometidos.

Tarifas no suben

El titular de Transportes subrayó que "estas tareas que he descrito no implicarán un aumento de tarifas para los usuarios. Son parte del costo de puesta en marcha del Transantiago y será asumido con recursos fiscales".

Estas propuestas se suman a otras que ya están en aplicación: aumento en el número de trenes del Metro, habilitación y fiscalización de las vías exclusivas, instalación de las zonas pagas, refuerzo del trabajo de los monitores, y la elaboración de un proyecto de ley para instituir la Autoridad Metropolitana de Transportes, entre otras.

Realidad crítica

Cortázar empezó reconociendo que la realidad es crítica. "Faltan buses. Los que existen no stán circulando con la frecuencia requerida, lo que produce largos tiempos de espera; hay problemas en el diseño de algunos recorridos, e incluso hay áreas que no están adecuadamente cubiertas. Tenemos una congestión excesiva en el Metro, con atochamientos, y con estaciones que se cierran. A esto hay que agregar que a los usuarios, hasta el día de hoy, no se les ha dado la información que requieren para usar el Transantiago de la mejor forma posible".

"Esto se ha traducido en viajes largos y difíciles, que afectan la calidad de vida de las personas, y en muchos casos las someten a condiciones que no son dignas", dijo.

"La urgencia del problema nos ha llevado a tomar ciertas medidas que anunciaré a continuación: Primero, el Transantiago se puso en marcha con un número insuficiente de buses. Menos de 5 mil. Hoy ya existen alrededor de 5.400. Sin embargo, para prestar un servicio adecuado necesitamos de al menos 6.400. Es decir, mil buses más que los que tenemos", señaló.

Explicó que "como la llegada de los nuevos buses requiere de algunas semanas, tomamos una medida de emergencia. En el día de hoy hemos aprobado la contratación de 500 buses interurbanos. Los primeros 300 estarán en la calle a partir de la próxima semana. Y antes de fines de este mes ya tendremos una flota de más de 6.000 buses, un número muy superior a los 5.400 que tenemos hoy día".

Como seguda medida dijo que "Necesitamos que los buses circulen con la frecuencia requerida. Para ello, requerimos, necesitamos que los operadores saquen sus buses a la calle, hasta cumplir con los compromisos que asumieron en los contratos. También necesitamos sistemas de información sobre la localización de los buses, que permitan una adecuada gestión de la flota".

"En uso de las atribuciones que le otorga la ley, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones formará, en el curso de esta semana, un Equipo de Apoyo y Control de Gestión, que estará en contacto directo y continuo con los operadores, siguiendo de cerca su trabajo diario, para apoyar a quienes presentan dificultades en la gestión de sus flotas, y para fiscalizar que se cumplan los compromisos asumidos en sus contratos", enfatizó.

"Por otra parte, hemos podido constatar que los contratos de los proveedores del Transantiago tienen problemas que dificultan el buen servicio. Conversaré a partir de esta semana con todas las empresas involucradas para enfrentar los importantes problemas que tenemos en la actualidad", agregó.

Como tercera medida dijo que "se requiere corregir algunos recorridos, de modo que la ciudad quede adecuadamente atendida. Los Municipios y las Uniones Comunales de Juntas de Vecinos, en conjunto con este Ministerio, han establecido canales de comunicación que han recogido ya muchas inquietudes de la ciudadanía. Continuaremos con este proceso por los próximos diez días y antes de fines de este mes el gobierno tomará las resoluciones definitivas que correspondan e informará a la opinión pública de los cambios".

Como cuarto punto anunció "corregir la excesiva congestión en el Metro".

"A medida que mejore el transporte público de superficie disminuirá la presión sobre el Metro. Por otra parte, utilizaremos los buses interurbanos que entrarán en operación a partir de la próxima semana, para crear servicios especiales expresos, sin paradas intermedias, que irán por vías de alta velocidad, que tendrán como propósito principal contribuir a la descongestión del Metro", dijo.

Finalmente dijo que se requiere entregar la información que se requiere para utilizar en forma más eficaz el Transantiago. Estamos en deuda. En las próximas semanas haremos un esfuerzo inédito de entrega de información en las calles, en los centros comerciales, y otros lugares de fácil acceso para las personas. No cejaremos en este esfuerzo".

Nuevo paraderos

"Para asegurar un sistema de transportes más digno se instalarán, en los próximos meses, 2 mil 700 paraderos adicionales a los 2 mil 500 ya comprometidos, que puedan servir de refugio en los días de lluvia", añadió.

"Quiero ser claro. Estas tareas que he descrito no implicarán un aumento de tarifas para los usuarios. Son parte del costo de puesta en marcha del Transantiago y será asumido con recursos fiscales", argumentó.

Anunció, aismismo que "Estas propuestas serán complementadas por otras que ya están en aplicación: aumento en el número de trenes del Metro, habilitación y fiscalización de las vías exclusivas, instalación de las zonas pagas, refuerzo del trabajo de los monitores, y la elaboración de un proyecto de ley para instituir la Autoridad Metropolitana de Transportes, entre otras".

"Tengo la confianza que estas medidas permitirán desatar los cinco nudos que han impedido que tengamos un sistema de transportes como el que las personas hemos buscado y deseado por muchos años. La tarea no es fácil. Pero los chilenos sabemos que cuando juntamos nuestros esfuerzos, nuestra voluntad y nuestra imaginación, somos capaces de construir soluciones mejores para todos", concluyó.

 

 

Comments are closed.