¿En Transantiago hubo un problema de diseño?

Michelle Bachelet apuntó a los errores “de fondo” que desde el origen arrastró el Transantiago, fallas por los cuales su Gobierno debe ahora responder. “Yo puse la cara. Ahora, ¿era yo responsable de muchas de las cosas? No”, sostuvo la Mandataria. La Nación 12 de abril de 2007.


La Presidenta Michelle Bachelet habló claro y lo hizo para dividir las turbulentas aguas por las que navega el Transantiago. En entrevista con radio Pudahuel, no sólo apuntó a los problemas de diseño del plan de transporte público, sino que también a sus asesores que, pese a que su instinto la empujaba a suspender el proyecto, le insistieron en poner el sistema en marcha el 10 de febrero pasado.

En rigor, Bachelet acotó que nunca contó con la información precisa acerca del estado del soporte tecnológico y la cantidad de buses para poner el plan sobre ruedas. “Esa fue una información que yo no tuve a la mano a la hora de seguir ese instinto mío que me decía ‘suspendamos que no está todo listo’. Por el contrario, se nos aseguró de que todo iba a estar, que había uno que otro detallito que se iba a resolver rápidamente, y que el problema principal iba a ser un problema cultural”, declaró la Jefa de Estado.

Además de indicar los problemas de implementación que le ha correspondido enfrentar, Bachelet puso acento en los errores que existen desde el comienzo: “Había que hacer todo lo necesario para resolver el problema de fondo que había, que era cambiar y mejorar el diseño”, sostuvo.

“Yo puse la cara”, afirmó. “Ahora, ¿era yo responsable de muchas de las cosas? No”, aseveró, tajante, Bachelet. “Yo puse la cara porque la gente necesita que uno, que es Presidente de la República diga: ‘Esto no puede ser y aquí hay que ponerse’”, completó la Presidenta. Por cierto, también puso énfasis en las fallas e incumplimientos contractuales que el sector privado ha cometido a dos meses de implementación del Transantiago.

Bachelet también salió al paso de las críticas de parlamentarios que acusan el supuesto abandono de las regiones por estar centrando esfuerzos y dinero en el Transantiago. “Este tema ha sido usado políticamente porque la verdad es que no es cierto que estemos dejando mal a las regiones”, zanjó. Y detalló un incremento presupuestario del 23%: “Este año las regiones van a tener 33.730 millones de pesos más”.

Operadores y contratos

La ronda de conversaciones entre operadores y autoridades de Transantiago sigue su curso. Marcos Lima, jefe de la unidad de apoyo de gestión de flota y coordinador en materias de renegociación de contratos con las 10 empresas microbuseras, ya se reunió con Gran Santiago y Metropolitana, además de Nuevo Milenio.

Simón Dosque, gerente de esta última firma, comentó, sin embargo, que pese a los anuncios realizados el lunes, no se ha instalado aún la comisión revisora de contratos. “Hoy (ayer) nos reunimos con Marcos Lima para asuntos de gestión de flota, pero no tenemos noticias ni citaciones para conocer una propuesta de renegociación de los contratos. Tampoco sabemos cuándo va a funcionar la comisión”, dijo. En todo caso, agregó que “el sistema no resiste una disminución de ingresos para los operadores”, manifestó el ejecutivo.

Juan Carlos Latorre, integrante de la comisión de transportes de la Cámara de Diputados que el martes se reunió con el ministro Cortázar, planteó la necesidad de que éste sea “extraordinariamente severo en las exigencias al AFT (Administrador Financiero del Transantiago), que es el corazón del sistema que no está funcionando”. Latorre se mostró partidario de que Cortázar les exija al conglomerado que incluye a Sonda, a “optar por otra solución tecnológica en el mercado”, cerró.

Tribunales admite demanda colectiva

El Quinto Juzgado de la Policía Local de Santiago declaró admisible la millonaria demanda colectiva contra el Estado presentada por la UDI, acción judicial que solicita indemnizaciones de hasta 170 mil pesos por cada usuario perjudicado por la deficiente implementación del Transantiago.

La demanda fue presentada por parlamentarios y concejales, en representación de un centenar de santiaguinos, el 23 de marzo pasado, por la responsabilidad que le cabe al fisco por el mal servicio que entrega el nuevo sistema de transportes. Los parlamentarios de oposición solicitaron indemnizaciones por daños y perjuicios a los usuarios, según lo establece la ley del consumidor. El tribunal podría hacer comparecer a las autoridades que encabezan los ministerios de Transportes y Obras Públicas, además del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac).

 

Comments are closed.