Energía: Se agudizará crisis eléctrica en el norte

Ya este mes, la prioridad de la central Salta de AES Gener será Argentina.Crítico se tornó el escenario energético en el norte del país.Si el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) ya estaba ajustado con los recortes de gas proveniente de Argentina, la situación se tornará aún más dramática luego que AES Gener informara que la central termoeléctrica de Salta, ubicada en el vecino país y que inyecta 350 MW al SING, tendrá como prioridad a partir de este mes el mercado energético trasandino. El Mercurio 13 de abril de 2007.


En una carta dirigida al secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Rodrigo Iglesias, el gerente general de AES Gener, Felipe Cerón, anunció que en menos de 20 días concluirán los trabajos de conexión de dos líneas de transmisión de 3 kilómetros desde la central de Salta al Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

Una vez que se finalice la conexión, la central de Salta, de acuerdo al proyecto actual de Termoandes (filial argentina de AES Gener y propietaria de la central), podrá estar "disponible" para inyectar energía al SADI en casos en que este sistema requiera apoyo, explicó Cerón a la CNE. Añadió que cuando ello ocurra, la unidad "quedará indisponible para el SING mientras dure tal situación".

Esta central termoeléctrica tiene una capacidad instalada de 660 MW, pero sólo inyecta entre 300 MW y 350 MW al SING.

En un futuro, la totalidad de la energía podría quedarse en el mercado trasandino, dado que para los próximos 24 meses está contemplada la interconexión de los sistemas eléctricos del noroeste argentino (donde está la central de Salta) con el noreste.

"Argentina tiene la capacidad para inyectar los 660 MW de Salta, y lo malo para el SING es que no sólo van a dejar de inyectar 350 MW, sino que el poco gas que hoy día están enviando a Chile se puede ir a la central de Salta", dijo el ejecutivo de una eléctrica.

Este es un nuevo riesgo para el SING. En efecto, la cada vez menor disponibilidad de gas argentino y la mayor demanda energética de las mineras, dado el alto precio del cobre y el inicio de nuevas faenas como la mina Spence de BHP, han hecho que el sistema no garantice seguridad. A esto hay que sumarle eventuales fallas en los equipos de generación y la mantención que deben tener éstos.

Este sistema tiene una demanda superior a los 1.700 MW, siendo sus principales clientes las empresas mineras con el 80%. El resto es para satisfacer a las ciudades que están entre Arica y Antofagasta.

Para paliar los recortes de gas desde Argentina, las compañías utilizan como respaldo el petróleo, cuyo suministro tampoco está garantizado.

Esta arista incluso llegó a esferas de gobierno. Entre febrero y marzo pasado, durante más de 30 días las generadoras utilizaron el diésel, lo que llevó a disminuir los stock.

El riesgo era que no había suficiente combustible para los buses del Transantiago ni para las generadoras del norte. El Ejecutivo pudo mantener en silencio esta crisis, pero está evaluando alternativas para manejar los niveles de reservas del combustible.

CRÍTICO

AJUSTE: El norte enfrentará un mayor ajuste. Se espera una menor disponibilidad de gas este año en relación al anterior.

Comments are closed.