Fuga de Salmones

Carta al director de Giuliana Furci, Coordinadora Programa Salmonicultura de Fundación Terram, publicada en la Tercera el 28 de abril de 2007.


Sr. Director,

Hemos visto como el terremoto y las marejadas en el Fiordo de Aysén del sábado 21 de abril causaron mucho sufrimiento a los habitantes de la zona y serios destrozos a las instalaciones salmoneras que estaban al paso de las olas. Digo “serios destrozos”, no sólo porque se rompieron las balsas jaulas, los muelles y otras infraestructuras, sino porque la catástrofe provocó el escape de miles ¿o millones? de salmones al medio ambiente, en donde estudios científicos demuestran que se alimentan de peces silvestres nativos, además de otros organismos marinos.

En estas semanas hemos estado discutiendo lo apropiado de aplicar un royalty a la salmonicultura, por el fuerte impacto que causa a los fondos marinos que son un recurso no renovable; ¿acaso los peces devorados por los salmones escapados no son también irremplazables, causando serios daños económicos a los pescadores artesanales? Estudios realizados en la UACH estiman millonarios los daños a la pesca artesanal provocados por escapes de salmónidos, y definitivamente se nota la enorme falta de estudios sobre este tema para los ecosistemas marinos chilenos en particular. Peor aún, los pescadores artesanales son penalizados por la ley vigente si pescan salmones fugados de centros de cultivo, pues son de propiedad privada.

Es de suma urgencia que se discutan los impactos causados por el terremoto en lo que se refiere al escape de los salmones y las consecuencias que esto provoca al medio ambiente y los pescadores artesanales.

Comments are closed.