Otra manera de revertir el cambio climático, Edificios ecológicos

Casas y oficinas liberan buena parte de los gases invernadero que nos atormentan, amén de aguas servidas y residuos. ¿Solución? Construcciones sustentables, las que sin embargo, se masifican con pasmosa lentitud. La Nación 16 de abril de 2007.


Por Diego Cevallos

En América del Norte, entre 11 y 30% de la emisión de gases de efecto invernadero, responsables del recalentamiento global, provienen de las edificaciones donde la gente vive o trabaja, que gastan gran parte de la electricidad disponible, el agua y las materias primas, entre ellas maderas ilegales y compuestos plásticos como el policloruro de vinilo o PVC, perjudiciales para la salud.

Estados Unidos, México y Canadá integran la Comisión de Cooperación Ambiental de América del Norte (CCA), que busca disminuir el impacto de este sector en el cambio climático.

El objetivo es acotar las construcciones contaminantes y dar cauce a las sustentables, que se integran al ambiente de forma amigable, consumen poca electricidad e, idealmente, procesan el agua y la basura que desechan, además de brindar particular confort a sus habitantes.

Pero la meta está cuesta arriba, a pesar que ya hay algunos planes en marcha, y decenas de arquitectos, ingenieros e investigadores intercambian información mediante redes virtuales, organizando a veces seminarios sobre construcción “verde”.

Nuevas normativas

En los últimos seis años, Canadá y Estados Unidos desarrollaron nuevas normativas ambientales para las edificaciones, firmas privadas crearon certificados para las constructoras de edificios sustentables y emergió un marginal servicio de hipotecas “verdes”, que presta dinero bajo consideraciones ambientales.

Aun así, el porcentaje de edificios ecológicos en esos países no supera 10% del total.

En México, el Gobierno patrocina un plan de construcción sustentable para sectores de bajos ingresos gestionado por el sector privado. Así se erigieron unas cinco mil viviendas.

Las construcciones apuntan especialmente a bajar el consumo de electricidad y agua. El 29 de marzo entró en vigor en España el Código Técnico de Edificación, que obliga a incluir fuentes renovables de energía para obtener agua caliente y electricidad en todos los edificios que se empiecen a construir o a rehabilitar desde esa fecha.

Según la nueva norma, habrá límites para el consumo energético de los edificios en función de sus características, se impulsará el mejor rendimiento de los sistemas térmicos y de iluminación y se impondrá un porcentaje obligatorio de fuentes limpias: energía solar directa y paneles solares.

Pero el tiempo presiona también por el lado del cambio climático. Si el consumo de combustibles fósiles y el proceso de deterioro ambiental continúan como hasta ahora, a finales del siglo la temperatura planetaria promedio podría aumentar entre 1,8 y 6,4 grados y el nivel del mar entre 18 y 59 centímetros, según diversos pronósticos

Comments are closed.