A pesar de estar casi lista, Acceso Sur funcionaría plenitud en 30 meses más

Ministro Bitran admitió que “concepto” de la autopista “debió haber sido distinto” . La empresa concesionaria, Autopista del Maipo, entregaría a fines de 2009 la vía con todos los trabajos terminados. Ello, debido a las complicaciones por expropiaciones incompletas en La Granja y La Pintana. El Diario 03 de mayo de 2007.


Marco Gutiérrez/Maximiliano Valdés

A pesar de estar prácticamente lista –con 40 de sus 47 kilómetros casi habilitados–, el Acceso Sur a Santiago sólo estará plenamente operativo en 30 meses más.

Este tramo, que forma parte de la concesión de la Ruta 5 Santiago-Talca, por US$ 705 y que partió en 1999, ha enfrentado numerosos problemas para su construcción en el tramo de las comunas de La Granja y La Pintana.

Primero, estuvo congelada casi tres años debido a problemas con las expropiaciones
–menores a las ideales–, protestas de los vecinos que rechazaban la autopista de 47 kilómetros (por estar muy cerca de sus viviendas) y nuevas exigencias medioambientales. Y ahora enfrenta problemas de diseño, según reconoció el ministro de Obras Públicas, Eduardo Bitran.

Por esto, sólo en 30 meses más estarían culminadas todas las obras ligadas a este proyecto, desarrollado por Autopista del Maipo, firma controlada por Cintra Chile. “Aquí se ve un sector donde los problemas ambientales han generado una situación gravísima. Faltan los últimos 5 kilómetros que permite conectar con la autopista Américo Vespucio, que es la parte que pasa por arriba de una serie de poblaciones que tiene muchos conflictos”, comentó ayer Eduardo Bitran. El secretario de Estado agregó que “el concepto de autopista en términos de cómo interfería con la población debió haber sido distinto, porque las interferencias urbanas no son despreciables.

El diseño no se puede cambiar, hemos hecho cambios menores, como poner los colectores por túneles y no por superficie abierta”. En el mismo sentido, aseguró: “se trata de establecer los acuerdos con las distintas municipalidades y estamos en vías de solución con dos alcaldes (de La Pintana y La Granja) que se han portado muy bien defendiendo los derechos de su población, con gran disposición de buscar acuerdos”.

Algunos vecinos de La Granja reclaman al MOP que se les extienda el convenio por el cual recibían una compensación económica por los problemas que les generan las obras. Sin embargo, el jefe de construcción de Concesiones del MOP, Jorge Maureira, explicó que el acuerdo ya se cumplió. Este pacto involucró el pago en cuotas de una suma cercana a $ 7 millones, las que se cancelaron hasta abril. De todos modos, el alcalde de La Granja, Claudio Arriagada, afirmó que aún quedan familias por recibir sus compensaciones.

Concesionario y plazos

El director de Cintra, Herman Chadwick, señaló que en el Acceso Sur están trabajando a full. “Ferrovial, nuestra empresa constructora, quiere terminarlo en tiempo y forma”. El ejecutivo indicó que en agosto entregarán trabajos -de la calle Eyzaguirre- que involucran unos 40 kilómetros, fase que según explicó sufrió atrasos hace dos meses por problemas ambientales. Chadwick aclaró que la empresa constructora ha realizado las faenas de acuerdo al ritmo señalado por el MOP y, añadió, que de parte de ellos no existen incumplimientos.

En cuanto a los plazos, el director de Cintra precisó que “los primeros 40 kilómetros están terminados, pero estarán entregados según acuerdo con el MOP el 8 de agosto. En los 7 kilómetros finales, que incluyen el túnel –de 3 kilómetros-, estamos más retrasados, y ha habido un plazo de 36 meses que empezó a correr hace unos 5 meses. Es decir, nos quedan 30 meses”. Según Jorge Maureira, ese plazo involucra trabajos de detalles en Acceso Sur, como colectores. Consultado por los retrasos, Chadwick explicó que estos obedecen a problemas de expropiaciones, las que fueron “de un ancho menor del que realmente hubiera correspondido para que no existieran problemas”. El ejecutivo dijo que “no me gusta es que hayan obras que estén atrasadas porque a lo que nosotros lo que nos importa es que estén lista y cobrar los peajes y dar buen servicio”. En este sentido, Chadwick precisó que los ingresos mínimos garantizados los están recibiendo sólo en el tramo Santiago-Talca.

Bitran defiende críticas por lentitud del MOP

Eduardo Bitran respondió a las críticas del sector construcción por lo que considera una carencia de proyectos de inversión desde que asumió la cartera de Obras Públicas a inicios de 2006. Al respecto, comentó: “he señalado claramente que en 2006 se fue más lento en términos de adjudicaciones porque no había proyectos de ingeniería básica listos”. Agregó que en 2007 tienen varias iniciativas ya licitadas y otras en proceso de licitación que suman US$ 953 millones.

Bitran señaló, a la vez, que “hay un planteamiento del presidente de la Cámara de la Construcción
–Luis Nario–, que yo no comparto para nada, en el sentido de que las iniciativas privadas estarían siendo retrasadas por el MOP. Pero nosotros exigimos ingeniería básica y eso lo saben”.
Añadó que se ha planteado que se licite sólo con anteproyectos, pero que eso está descartado “de plano”. “Equivale a hacer un trato directo con aquel que presentó el proyecto y no permite la competencia de terceros”, explicó.

Consultado sobre Transantiago, Bitran sostuvo que en este plan el MOP tiene una responsabilidad bastante marginal, que son algunas infraestructuras concesionadas. “De acuerdo a la programación hecha en abril de 2006, cuando llegamos a este ministerio, los proyectos están dentro del calendario, por lo que no registramos atrasos frente a lo programado”, dijo.

Comments are closed.