Consumo de diésel aumenta en 54% por sustitución del gas natural argentino

En el centro, Enap, distribuidoras y generadoras de electricidad están preparadas para enfrentar un escenario de cero gas.Empresarios afirman que la solución al fuerte aumento en costos sólo es la planta de GNL. El Mercurio 31 de mayo de 2007.


Por Germán Maldonado, Francisco Derosas, Constanza Hola

Un salto de 54% en lo que va del año ha tenido el consumo de diésel en la zona central del país. Este incremento es el resultado de la notable sustitución que ha tenido el gas argentino que literalmente dejó de llegar para las industrias y la generación eléctrica.

Así, mientras en un mes promedio de 2006 el consumo de la zona central del país -que dentro del mapa eléctrico integra el Sistema Interconectado Central (SIC), de Taltal a Chiloé- alcanzaba unos 550 mil metros cúbicos al mes, actualmente el consumo llega a 850 mil metros cúbicos mensuales.

El impacto no es menor en las industrias, las que se ven golpeadas por dos frentes ante esta situación. Por un lado, las que contaban con sistemas de generación internos a gas natural han debido reemplazar ese insumo por el derivado del petróleo. A ello se suma el incremento en el gasto por electricidad, cuyos valores han aumentado porque las generadoras del país ya no cuentan con gas natural para producir, sino que deben hacerlo con diésel y han debido renegociar contratos.

Y la diferencia en costos es importante. Mientras actualmente se paga por el gas cerca de US$ 7 por millón de BTU -unidad de medida para el gas natural-, el gasto por una unidad equivalente de diésel sube al doble.

De acuerdo a diversas fuentes conocedoras del abastecimiento de diésel, el drástico cambio que vive la matriz energética provoca un aumento en los costos cercano a 20% en las industrias.

Lo positivo es que, al menos en la zona central, ya se han disipado las dudas sobre las capacidades del sistema de contar con una red logística y de almacenaje para enfrentar el boom en la oferta de diésel.

Empresas como Enap, Copec, las generadoras de electricidad, entre otras, se han coordinado para afinar un aprovisionamiento fluido. Distinto es el escenario en la zona norte: todo el sistema está hecho en función de contar con gas natural, y no se cuenta con infraestructura ni cadena logística para almacenar el diésel que requiere el sistema.

El respiro llega con el GNL en 2009

Los empresarios sacaron la voz. El tema energético los tiene preocupados y molestos. En la asamblea anual de la Sofofa fue el propio Bruno Philippi quien abordó el tema, señalando que en el caso de la crisis energética: "Advertimos a las autoridades".

Los costos se han disparado. Hoy muchas empresas están funcionando con el mecanismo de respaldo de diésel, lo que además resulta poco efectivo. "Los equipos de gas natural no son eficientes en el sistema de respaldo de diésel y resultan peor si están permanentemente funcionando así", comenta Arturo Lyon, presidente de Asimet.

Nadie confía en los socios trasandinos. "Por el momento dependemos de Argentina. A futuro, con el terminal de Quintero vamos a tener bastante mayor autonomía", señala Andrés Concha, secretario general de la Sofofa. Y ésa es la gran esperanza que ven los empresarios del sector industrial. No tendrán que esperar tanto. Según fuentes del rubro, en las próximas horas el Gobierno estaría cerrando los contratos para el abastecimiento del gas de la renombrada planta. "Es un problema de tiempo. Las expectativas están en la planta de GNL prevista para 2009 y las empresas se manejan en esos lapsos", explica Lyon.

Otros de los que no perdonan el tema del diésel son los camioneros. A ellos, además, se les suma el impuesto específico, que a los industriales se les rebaja en la declaración de impuestos. Durante el gobierno anterior, el gremio logró una rebaja del 25% del impuesto. "La idea es que una vez finalizado este primer tramo, la rebaja se iba a incrementar", comenta Mauricio Cordaro, ex presidente de la Confederación de Dueños de Camiones. Sin embargo, según el gremio, la oferta de este Gobierno es sólo renovar el trato cuando éste venza en junio.

 

Comments are closed.