Ministro de Energía, Marcelo Tokman: gas sólo está asegurado hasta mañana

Argentina anunció corte total de gas. El secretario de Estado aseguró que las actuales reservas permitirán el abastecimiento normal al sector residencial, al menos hasta el miércoles. El Diario 29 de mayo de 2007.


Tranquilo, pese al complicado escenario que enfrenta su sector, se mostró ayer el ministro de Energía, Marcelo Tokman, al momento de explicar la dramática situación respecto de los envíos a Chile de gas argentino: “en este momento no está llegando nada de gas”, sentenció.

Y es que según explicó el secretario de Estado, la ola de frío que afecta a la nación transandina, provocó un aumento de la demanda de gas y, a la vez, que se tuviera que cerrar la llave de paso hacia nuestro país hasta las primeras horas de mañana.

De todos modos, “las autoridades argentinas nos han señalado que esperan que la situación de envíos de gas, se comience a normalizar a partir de la madrugada del miércoles”, sostuvo Tokman.

El ministro aseguró que con las reservas de gas existentes en las tuberías de
GasAndes, el abastecimiento normal está asegurado hasta la madrugada del miércoles para el sector residencial.

A la vez, Tokman afirmó que de extenderse los recortes más allá del miércoles, Metrogas cuenta con un plan de contingencia, cuyos detalles “dará a conocer cuando sea oportuno”.

El secretario de Estado reiteró su confianza en que las autoridades argentinas respetarán su compromiso de no dejar sin gas al sector residencial chileno.

De esta manera, el ministro de Energía, reconoció que la situación es muy complicada, contrariamente a declaraciones anteriores, cuando señalaba que estaba asegurado el suministro residencial y comercial. “Si bien estamos viviendo un período donde las restricciones son más severas producto del alza de la demanda en Argentina por las menores temperaturas, lo que hemos visto y la información que hemos compartido con los argentinos es que no debiera producirse ningún problema en términos de riesgo de suministro para nuestro clientes residenciales y comerciales”, dijo Tokman hace 10 días.

Black out en Buenos Aires
La fuerte demanda de gas residencial detonada por la ola de frío que recorre Argentina desde el domingo, generó no sólo la suspensión del suministro a las industrias, sino también un gran apagón que afectó a varios barrios de la Ciudad de Buenos Aires.

El black out se originó a raíz de una falla en el funcionamiento de la central TG12 de la empresa Central Puerto. Según informaciones citadas por la prensa local, el TG12 posee una potencia 350 Megawatts y que perdió 300. Esa generadora se alimenta con el fuel oil que la Argentina importa desde Venezuela.
Pero esa no fue la única falla que enfrentó ayer el sistema eléctrico trasandino. Atucha, una de las dos centrales atómicas del país, también fue paralizada por una rotura y complicó la provisión eléctrica por varias horas.

El jueves se había reintegrado el Embalse, la otra central atómica del país, tras realizarle diversas tareas de mantenimiento, pero recién en las últimas horas entró en funcionamiento efectivo con una producción de 650 MW.

La segunda ola de frío que afecta Argentina este mes, tiene al sistema prácticamente sin margen para nuevos eventos. Los cortes eléctricos son muestra de la debilidad del sistema argentino en minutos que la demanda por calefacción alcanzó niveles peak por el frío, mientras los pronósticos indican que al menos hasta miércoles se mantendrá la ola de frío.

Industriales transandinos
Por la misma razón las autoridades decretaron el corte total de gas para las industrias.

Según el diario transandino El Cronista, la empresa GasBan, que distribuye en 30 localidades de las zonas norte y oeste de la provincia de Buenos Aires a 1.300.000 usuarios, anticipó durante el fin de semana a sus clientes industriales de todo tipo y con cualquier modalidad de contrato, la interrupción del suministro a partir de las cero hora del lunes, para asegurar que todo el suministro de gas sea transmitido al segmento residencial.

La normativa de la secretaría de Energía al respecto contempla la aplicación de multas a quienes no acaten la instrucción de limitación o interrupción temporal.

En cuanto a las estaciones de servicio de GNC, GasBan esta suministrando normalmente a quienes tienen contrato en firme, y cumpliendo con el límite de 5.000 metros cúbicos diarios establecidos por el Enargas como máximo garantizado a este tipo de clientes con contrato “interrumpible” (60 estaciones sobre un total de 344).

En el área metropolitana de Buenos Aires, atendida por Metrogas, se mantiene el suministro a casi 2 millones de usuarios residenciales. La situación es la misma al interior del país.

Comments are closed.