Suecia deja de comprar vinos chilenos producidos al lado de una papelera finlandesa

La Corporación del Desarrollo, a través de su página web, difundió una noticia muy preocupante y que proviene de Chile.La información expresa que una importante negociación de 80.000 botellas de vino orgánico proveniente de la Bodega de Itata Wines efectuado con la República de Suecia fue rechazada, hace unos días, a causa de la pérdida de imagen internacional del Valle de Itata por la instalación en su cercanía del Complejo Forestal Industrial Nueva Aldea de la Celulosa Arauco, denominado CELCO.


Así lo informó el propietario de la firma Itata Wines Sr. Heinrich Mannle, la cual está ubicada a 20 Km. de Chillán, en el pequeño valle de El Naranjal en la Octava Región, el que manifestó su preocupación e inquietud por la situación, que ya fue anticipada por organizaciones de productores de la zona y por la propia Corema en el año 2000, cuando rechazó el Estudio de Impacto Ambiental de la planta de celulosa, por estimar que era dañino para la salud y por ser incompatible con las actividades productivas del mencionado Valle.

El Empresario puntualizó que tenía lista la partida de 80.000 unidades de vino orgánico de alta calidad para el mencionado país europeo. Sin embargo, al saberse que los productos provenían de la Cuenca de Itata, donde próximamente iniciará sus operaciones el Complejo de CELCO, descargando sus riles directamente al río y con emanaciones gaseosas contaminantes, sus compradores se echaron atrás.

En éste momento el Valle del Itata está en peligro. Hay una zonificación donde están todos los valles con denominación de origen y obviamente la planta de celulosa está poniendo en riesgo la exportación de la venta de vinos de alta calidad.

“Estamos bastante inquietos. Suecia es un país muy forestal y saben lo que significa una empresa de celulosa y los productos orgánicos que produzco se ven mucho más afectados con un impacto ambiental de ésta magnitud” agregó.

La Viña Mannle ofrece un vino sofisticado y de alta calidad de acuerdo a estándares internacionales.

“Estabamos bastante entusiasmados. Tuvimos el producto ideal para ellos, estábamos acorde con el precio y calidad, pero por ser del Valle de Itata el negocio se vino abajo. Hay que ver en el futuro cómo vamos a recuperar ésta imagen para seguir exportando con tranquilidad, además de lo que significa para otras miles de personas y actividades no viñateras de la zona” sentenció.

“Suecia es bastante exigente. Quien compra es prácticamente el Gobierno de Suecia y ellos ya habían aceptado la partida, pero cuando se supo que era de la Cuenca del Itata y que había una planta de celulosa que ni siquiera estaba en marcha, significó el rechazo a la partida del vino orgánico” expresó.

El Ingeniero Agrónomo, que es Enólogo y Profesor emérito de la Universidad de Concepción (Chile) Sr. Ricardo Merino expresó que esto puede significar el comienzo del rechazo a otros productos de parte de los mercados extranjeros. Eso es lo que va a seguir ocurriendo, no solamente con los vinos, si no con la cereza, la mosqueta, la mora, la miel, etc. y van a ser tremendamente perjudicados.

El Sr. Mannle finalmente sentenció: “A todos lados donde llega la celulosa, se genera más pobreza”.

EN SUMA: Suecia rechaza vinos chilenos por su cercanía a una papelera con tecnología finlandesa, que aún no ha comenzado a funcionar.

Comments are closed.