Arauco paraliza planta por contaminación del Mataquito

El Consejo de Defensa del Estado ya se hizo parte en la investigación que lleva adelante las autoridades regionales para detectar causas y responsables.Firma tenía resoluciones pendientes en tratamientos de aguas. El diario 08 de junio de 2007.


Lourdes Gómez B.
La empresa Arauco, del grupo Angelini, decidió paralizar su planta de celulosa Licancel, a la espera de los resultados de los análisis que están realizando los equipos técnicos a raíz de la denuncia de la muerte de especies de peces en el Río Mataquito, VII Región del Maule. “La planta estuvo en un período de mantención durante 20 días, y a comienzos del presente mes partió el proceso de reinicio de operaciones.

Con el objeto de contribuir al esclarecimiento de los hechos se decidió poner término a este proceso de reinicio de operaciones”, explicó el gerente corporativo, Charles Kimber, a través de un comunicado. La empresa agregó que le entregó toda la información de que dispone a la autoridad y que encargó análisis a una universidad de la ciudad de Concepción, cuyos resultados entregarán a la autoridad.

Asimismo, que comenzó una investigación interna, y que como empresa “manifestamos la voluntad de la empresa de aplicar drásticas sanciones para el caso que se establezcan anomalías en la operación, aunque dichas anomalías no sean las causantes de la muerte de los peces”. Por último, el comunicado señala que si los análisis demuestran que los residuos de la planta causaron la muerte de los peces, la empresa se hará cargo de los daños.

En tanto, el intendente de la Región del Maule, Alexis Sepúlvedadijo que “esperamos establecer a propósito de las muestras, las responsabilidades de quienes corresponda” . La ministra de Medioambiente, Ana Lya Uriarte señaló que “la empresa ha sido requerida para que dé toda la información respecto a su operación”. La directora regional de Conama, Mónica Rivera, señaló que entregó los antecedentes al Consejo de Defensa del Estado, que ya se hizo parte de la investigación y ayer envío un representante a la zona.

Además la Corema instruyó a la empresa informar la reanudación de las descargas, las que deberán ser fiscalizadas por la Superintendencia de Servicios Sanitario (SISS), organismo que además lleva adelante un proceso de sumario para detectar incumplimientos. Según Rivera, la planta no informó a las autoridades los niveles de descarga oportunamente e indicó que el sistema de tratamiento de aguas contaba con dos permisos pendientes.

Comments are closed.