Buscan origen de espuma en el río Itata

A la espera de los resultados de las muestras que mandó a tomar en el río Itata a la altura de Ñipas, se encuentra la Autoridad Sanitaria de Ñuble, según reconoció ayer el jefe provincial de la entidad, Giancarlo Garbarino. La Discusión 29 de junio de 2007.


El lunes pasado, surgieron denuncias sobre la presencia de una gruesa capa de espuma en dichas aguas, a la altura del puente Ñipas. El hecho, que provocó preocupación entre los residentes del sector, fue detectado entre los días 23 y 24 recién pasados, lo que llevó a la comunidad a poner los antecedentes en conocimiento de las autoridades.

La espuma, surgió en la ribera del Itata luego de las lluvias de la semana pasada, y se postulaba como explicación que el agua arrastró muchos sedimentos, los que llegaron a las riberas del cauce.

Así lo corroboró el director de la Autoridad Sanitaria de Ñuble, Giancarlo Garbarino, quien indicó que no obstante se esperarán los resultados de los análisis. Estos, dijo, estarán listos la próxima semana, pero todo indica que se trataría de un fenómeno normal. “Lo más importante es que no se ha visto alterado otro sistema, ni animal ni vegetal”, sostuvo.

DEFENSA DEL ITATA.

En tanto, el grupo Defensa del Itata, sostuvo que para ellos no hay duda que la espuma no tendría un origen natural, como señalan autoridades.

“La espuma que se vio no es en ningún caso normal y menos producto de sedimentos arrastrados por la lluvia, y eso lo sabe cualquier persona que viva hace más de un año en la ribera del río, sino que la descarga de las piscinas de la industria luego de la primera lluvia intensa de la temporada, la primera desde que están al ciento por ciento de capacidad”, sostuvo la agrupación.

Agregaron que lo ocurrido en el río Mataquito, con una planta de Celco y la presencia de la sustancia en el Itata, “son motivo para preocuparse por esta “espuma natural” que se ha visto, más aún cuando la captación de agua potable del pueblo está debajo de un pozo de espumas”.

La entidad además se mostró preocupada por el efecto que pudiera tener en la calidad del agua los riles que se vierten actualmente en el río Itata, con una planta que está produciendo casi al ciento por ciento de su capacidad instalada.

La empresa Celco Nueva Aldea, ha enfatizado que se trata de un fenómeno natural.

 

 

Comments are closed.