Choferes de Subus paralizan actividades sembrando inquietud entre los usuarios

Santa Rosa, Gran Avenida, Recoleta e Independencia son las calles hoy enfrentan la ausencia de máquinas de la empresa Subus. Se estima que un millón de personas se verá afectado por este paro en que se solicita un aumento de sueldos. La Nación 11 de junio de 2007.


El temido primer gran paro de choferes del Transantiago comenzó a las 00:00 horas, dejando sin buses a los usuarios de la empresa Subus que cubre las principales arterias de la zona sur de la capital.

El presidente del sindicato número Sergio Cifuentes ratificó a radio Cooperativa que no ha salido ninguna maquina de la empresa. De hecho, en algunos terminales como el de La Pintana los manifestantes bloquearon la salida de los vehículos de la locomoción colectiva. La medida ha tenido como consecuencia inmediata que el empresario Héctor Moya, ha llamado a efectivos policiales para lograr que las máquinas puedan salir a las calles.

La medida en la práctica implica que cerca de un millón de usuarios carecen en estos momentos de buses que lo acerquen a sus trabajos.

En los distintos terminales de la empresa se ha vivido episodios de calma, no obstante en La Pintana los trabajadores han insistido en que no dejarán salir los buses, impidiendo así que otros conductores saquen a las calles sus máquinas.

El paro convoca a unos mil 380 trabajadores que piden un aumento salarial desde los 415 mil pesos actuales a 485 mil pesos líquido, solicitud que no ha recibido respuesta de parte de su operador. Aún así los funcionarios han insistido que están llanos a iniciar conversaciones, pero ratifican que el inicio de actividades estará supeditado a los acuerdos que alcancen.

SuBus maneja el servicio de troncal 2 que transita por Santa Rosa tiene la concesión de servicios que van por Vicuña Mackenna, Gran Avenida, Recoleta e Independencia, con nada menos que 662 máquinas.

 

Comments are closed.