Conama da inicio a proceso de consulta ciudadana para fijar norma de leña

Los interesados podrán hacer sus observaciones y aportes a la discusión de esta norma, en un plazo de 60 días a contar de esta fecha, proceso que culmina el 14 de agosto de 2007. El Mostrador 15 de junio de 2007.


Con la publicación en el Diario Oficial del Anteproyecto de Norma de Emisión para Artefactos de Uso Residencial que Combustionen Leña, la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) dio inició al proceso de consulta ciudadana sobre esta norma que pretende regular el funcionamiento de las chimeneas a leña como medio de calefacción residencial en la zona centro sur del país.

La medida pretende incorporar de manera paulatina mayores exigencias a los artefactos usados para este fin -tanto a aquellos que se fabriquen en el país, como a los importados-, logrando con ello una reducción de las emisiones de material particulado y un mejoramiento en la calidad del aire en aquellas ciudades afectadas por este problema.

De acuerdo al procedimiento, la ciudadanía podrá hacer sus observaciones y aportes a la discusión de esta norma, en un plazo de 60 días a contar de esta fecha, proceso que culmina el 14 de agosto de 2007. Los antecedentes pueden ser encontrados en el sitio web de Conama.

Características de la Norma

La norma aplicará a los artefactos que se fabriquen, armen o importen, y a los que a la fecha de entrada en vigencia de la norma se encuentren en stock o almacenados en fábrica o en bodega para su comercialización. No se aplicará a los artefactos que se encuentren operando o instalados para su uso. Sin embargo, incluye a las tradicionales chimeneas de combustión más lenta y a las cocinas usadas en el hogar.

Un aspecto interesante de la norma, es la forma en que se expresa la emisión de contaminante, la cual relaciona el rendimiento del artefacto, es decir la capacidad de generar calor con el nivel de contaminación. Para el consumidor esta medida es muy importante, pues a la hora de adquirir un artefacto, podrá saber cual de ellos es menos contaminante y a la vez cual entrega más calor.

El uso de la leña como combustible y su aporte a la contaminación

Desde la década de los 90 se ha ido incrementando en el sector residencial el uso de artefactos que usan leña que son comercializados para calefaccionar o cocinar. Paralelamente, el aporte que la leña ha tenido a la contaminación atmosférica de las ciudades del centro sur del país, ha ido también en aumento. Por esta razón, se hace imperioso avanzar en el mejoramiento tecnológico de estos artefactos o en otras materias de regulación ambiental.

Algunos datos y estadísticas

El consumo de leña ha representado cerca de un 15-18% en la matriz energética nacional, colocando a la leña como el tercer combustible de mayor importancia en el país después del petróleo y el gas natural. El sector residencial es el de mayor importancia en cuanto al consumo de leña estimado en 10,4 millones de m3 sólidos al año.

El consumo de leña se concentra en la zona sur del país donde constituye el principal combustible utilizado para calefaccionar viviendas, y en el segundo para cocinar. No obstante, en este último caso, se ha notado una fuerte reducción en el porcentaje de hogares que utiliza este combustible para cocinar, bajando de un 19% en 1992 a un 13% en el año 2002, de acuerdo al Censo Nacional.

Contexto de la futura norma de emisión

En el caso de la futura norma de emisión, cabe destacar que es un elemento más en el contexto de una Estrategia para el control de la contaminación por combustión de leña, que está abordando la Conama en conjunto a otros servicios e instituciones.

La Estrategia incluye varios frentes, como son la educación e información, la disponibilidad de tecnologías eficientes y menos contaminantes, la disponibilidad de sustitutos a la leña como pellets y el mejoramiento de la humedad de la leña, el etiquetado de los calefactores, y la optimización de los procedimientos de fiscalización, entre otros aspectos.

Comments are closed.