Dura Polémica Provoca Dictamen de Contraloría por Costanera Center

La Municipalidad de Providencia y Cenconsud rechazaron las denuncias de irregularidades de la Fundación Defendamos La Ciudad.


Mientras unos 1.200 obreros trabajan a toda marcha en la obra gruesa del centro comercial Costanera Center, que ya presenta un avance de 18%, la Contraloría General de la República dictaminó que el megaproyecto de Cencosud no cuenta con los permisos de edificación necesarios para continuar con los 130 mil m2 construidos hasta la fecha, razón por la cual se debería paralizarse el proyecto. Esto fue categóricamente desmentido por la cadena de retail y por la Municipalidad de Providencia.

La denuncia ante el ente fiscalizador la interpuso la Fundación Defendamos La Ciudad, presidida, por Patricio Herman, quien señaló que “la Municipalidad de Providencia se negó a entregar antecedentes públicos sobre los permisos para la edificación de Costanera Center, y “ahora entendemos por qué: porque no había permiso”.

El dictamen, que fue notificado el 18 de junio, señala que este megaproyecto “no estará ejecutando conforme al permiso de edificación otorgado y sus modificaciones. Como, asimismo, que las obras ejecutadas no cumplirían con la normativa vigente en materias relativas a distanciamientos; rasantes; número y clasificación de los estacionamientos; informes medioambientales y urbanísticos; entre otras exigencias aplicables a ese proyecto”.

En este sentido, el abogado representante de la fundación, Tomás Fabres, afirmó que “efectivamente, como lo ha dictaminado la Contraloría, no existe permiso de edificación para la construcción sobre el suelo. Existía un permiso antiguo para los estacionamientos, por lo tanto, lo que corresponde es que se paralicen inmediatamente las obras”. Y agregó que “no es posible edificar sin el correspondiente permiso. El municipio siguiendo una práctica habitual en la administración pública chilena, se ha negado insistentemente a entregarnos los antecedentes de ese permiso, que ahora entendemos que es inexistente”.

“Si la Contraloría -explica Fabres- estuviera diciendo cosas que no tienen ningún fundamento, basta que el director de Obras saque un papel y muestre el permiso. La Contraloría se tomó 11 meses en investigar este caso”.

Por su parte, Herman agregó que “cuando se trata de un empresario privado chico o mediano, los funcionarios de las municipalidades le exigen absolutamente todo. No obstante, estos empresarios extranjeros que no se atreven a hacer este tipo de picardía en sus países de origen, se están aprovechando de la lenidad generalizada que existe en el sector público y municipal chileno. Aquí obtienen todos lo que ellos quieren”.

Reacciones Inmediatas

Sin duda, tras la notificación de la Contraloría, inmediatamente se hicieron sentir las voces de Cencosud y de la Municipalidad de Providencia mediante una invasión de comunicados de prensa que desmentían las denuncia. Cencosud aclaró que “con fecha de 30 de marzo de 2007, la Dirección de Obras de la Ilustre Municipalidad de Providencia otorgó el permiso para Ampliar y Alterar Número 71/A que modificó los permisos anteriores vigentes. De este modo, el proyecto Costanera Center se está construyendo en virtud a los permisos otorgados por el Departamento de Edificación y Dirección de Obras de la Ilustre Municipalidad de Providencia”.

Por su parte, la Municipalidad de Providencia ratificó que el proyecto Costanera Center se encuentra con sus permisos de edificación al día, y las obras están en ejecución amparadas en el nuevo permiso de marzo de 2007 y contando con anterioridad con un anteproyecto aprobado en agosto de 2006. 

Comments are closed.