ENAP minimiza efectos de derrame de crudo en bahía de San Vicente

El gerente general de la pretrolera estatal manifestó también que la iniciativa de GNL en Quintero está pensada para responder a un corte total de gas natural argentino. El Diario 14 de junio de 2007.


El gerente general de ENAP, Enrique Dávila, le restó peso a los efectos ambientales que provocó el derrame de 350 metros cúbicos de crudo en la bahía de San Vicente, en la comuna de Talcahuano, Octava Región. “No estamos exentos de accidentes, no podemos decir en un 100% que no tendremos incidentes, podrían haber y hubo en el pasado”, dijo tras entregar la cuenta pública de la petrolera, ante representantes del Congreso.

Agregó que este hecho, que actualmente investigan el Ministerio Público y el CDE, no tiene una magnitud similar a los registrados anteriormente. “Se darían cuenta, si les dijera las estadísticas de hace 20 años, cuando estos incidentes no se conocían, porque no había normas ambientales”, indicó.

El ejecutivo señaló que ya se removió la totalidad del crudo que el pasado 25 de mayo se vertió en la costa, con lo cual la autoridad marítima confirmó que fueron 350 metros cúbicos los que se derramaron. “Estamos en la parte fina de limpiar todo lo que fue afectado y mitigando. Estamos haciendo los esfuerzos ambientales y económicos financieros, con la gente, con los pescadores, no vamos a tener ningún límite a efectos de restablecer absolutamente la normalidad”, precisó.

Dijo, a su vez, que la petrolera ha actuado con responsabilidad, basado en la capacitación de su personal. Dávila precisó que para determinar las causas del derrame que afectó la caleta de Lenga y que presuntamente habría llegado hasta la provincia de Arauco, se debe levantar la tubería afectada, aunque no entregó la fecha en que ello sucederá.

Respaldo diesel y GNL Por otra parte, el máximo ejecutivo de Enap aseguró que tanto la estatal, como las distribuidoras de combustibles, están en condiciones de respaldar la operación con diesel de los sistemas interconectados Central (SIC) y del Norte Grande (SING). Agregó que actualmente todo el parque termoeléctrico del SIC está operando con diesel, es decir, más del 50% de la matriz de ese sistema corresponde a diesel, lo que corresponde a 12 mil metros cúbicos diarios. Admitió que ello se está logrando con algunas dificultades y que se corren algunos riesgos.

En tanto, Dávila dijo que la planta de GNL que se construirá en Quintero no puede verse como un respaldo, porque tendrá una capacidad de 18 millones de metros cúbicos (m3), que permiten absorber toda la demanda futura por este combustible a nivel residencial, comercial, industrial y de generación eléctrica (hoy asciende a 9 millones de m3 diarios).
 
Respaldo y críticas 
 
El senador UDI Jaime Orpis dijo que es importante que Enap esté concentrada en el tema energético, “pero hay que reconocer que partió muy tarde. Se perdieron años preciosos en exploración, particularmente en el sur. Nos dedicamos a otros países y no exploramos en el país cuando la crisis venía, en 2002, cuando se supo de los cortes de gas”. Por su parte el senador PS, Ricardo Núñez, indicó que “responsablemente Enrique Dávila nos señaló que no existe ningún riesgo de que el país tenga un colapso eléctrico”.
 
 
 

Comments are closed.