Salud paraliza las faenas de planta Licancel

La ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, tuvo que cobijarse bajo un paraguas durante su recorrido por el río Mataquito, donde constató en terreno el daño ambiental al ecosistema.Subgerente de administración, Luis Correa, dijo que Celco está preocupada. El Mercurio 10 de junio de 2007.


Por FREDY ALIAGA

LICANTÉN.- La autoridad sanitaria de la VII Región prohibió ayer por treinta días el funcionamiento de la planta Licancel, de Celulosa Arauco y Constitución S.A. (Celco), por considerar que existen antecedentes fundados de que desde la compañía se produjo un derrame de residuos industriales líquidos (riles) que provocó la contaminación del río Mataquito.

Esta situación ocasionó la mortandad de miles de peces en una extensión de más de 20 kilómetros del afluente.

La medida obedece al riesgo que representa el funcionamiento de la planta para la salud de las personas y se basa en el Código Sanitario, según explicó la seremi de Salud de la VII Región, Sofía Ruz, quien notificó a la empresa en compañía del intendente Alexis Sepúlveda.

El subgerente de administración de la planta Licancel de Celco, Luis Correa, admitió que la empresa está preocupada y que se están evaluando los pasos por seguir tras la prohibición de funcionamiento.

Consultado sobre la existencia de supuestos ductos de descarga no autorizados, el ejecutivo respondió que la empresa instruyó "una investigación interna para establecer responsabilidades administrativas".

La prohibición fue fijada inicialmente en un mes y es el resultado de múltiples fiscalizaciones de Salud, la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SIIS) y la Conama.

"Esto ha afectado a toda la vida animal y vegetal del río y es un peligro potencial para la salud de las personas, dado que el agua es utilizada para diversas labores agrícolas", explicó Ruz.

En tanto, el intendente de la VII Región, Alexis Sepúlveda, presentó una querella en contra de quienes resulten responsables de la contaminación y daño ambiental del río Mataquito.

Sin embargo, la autoridad no culpó directamente a Celco en lo ocurrido, afirmando que espera el resultado de todos los estudios realizados por la Autoridad Sanitaria, la SISS, el Instituto de Salud Pública y la U. de Chile.

"Una vez establecidas las responsabilidades penales se deberán iniciar acciones civiles para que se indemnice a quienes han sido dañados con la contaminación", dijo en alusión a 600 pescadores artesanales afectados.

En tanto, la ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, inspeccionó la zona afectada y aseguró que se emplearán todos los mecanismos para detener la contaminación. "Estamos ante una situación de extrema gravedad. Está lloviendo y observamos un líquido azul", dijo en alusión a la presencia de riles en el lugar.

Uriarte aseguró que la emergencia refuerza la urgencia de crear el Ministerio del Medio Ambiente y la Superintendencia de Fiscalización Ambiental.

Conama asegura que detectó descargas clandestinas de riles

En una inspección realizada el viernes pasado por la directora regional de la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama), Mónica Rivera, junto a efectivos del Grupo de Operaciones Especiales (Gope) de Carabineros, se detectaron presuntas anomalías en la ribera del río Mataquito, en cuanto a la presencia de ductos no autorizados.

Según Rivera, se determinó la presencia de "descargas clandestinas de residuos industriales líquidos (riles) de Celco, sin tratamiento, a una quebrada que desemboca en el río Mataquito", y agregó que "pude evidenciar dos salidas que no están contempladas en ningún proyecto que tenga autorizada la planta Licancel".

Mónica Rivera aseguró contar con antecedentes de que la empresa transgredió los indicadores permitidos por el Decreto 90/2000 sobre descargas de residuos industriales líquidos. "Se vulneró la normativa de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, de la Seremi de Salud, y del Servicio Nacional de Pesca porque no todas sus descargas están autorizadas", insistió la directora de la Conama en la VII Región.

 

Comments are closed.