Metro lanza hoy batería de medidas para bajar congestión

Hoy la empresa estatal dará a conocer en detalle una serie de medidas para aumentar la capacidad y oferta de la saturada Línea 1. Una serie de arreglos a la estación Tobalaba de Metro, por una suma cercana a los US$ 2 millones, encabeza la lista de medidas que anunciará hoy la estatal para mejorar el manejo de flujo de pasajeros en diversos terminales -especialmente en la Línea 1- y descongestionarlos. El Diario 04 de julio de 2007.


Ello, aprovechando el recién anunciado aumento de frecuencias de buses en las horas de alta demanda.

El ferrocarril urbano está licitando la construcción de obras para ejecutar un segundo túnel de conexión entre las línea 1 y 4 (a Puente Alto) que confluyen en Tobalaba, donde transitan cerca de 70.000 personas diariamente, viendo sobrepasadas las proyecciones de flujo tras el inicio del Transantiago.

El gerente de Desarrollo y Proyectos de Metro, Víctor Morales, explicó que este acceso adicional permitirá una circulación más expedita de los pasajeros hacia Puente Alto. El diseño de este túnel “será similar al otro, contará con una escala de bajada y otra mecánica. Tendrá unos tres metros de ancho y de altura unos 15 metros. Así, la gente dispondrá de dos bajadas al andén”, señaló.

Sostuvo que esto “mejorará la distribución de los pasajeros en los trenes de la Línea 4, descongestionará los andenes y desahogará el actual túnel de conexión entre las líneas”. Agregó que debido al largo trayecto entre Tobalaba y Plaza Puente Alto, un tercio de los pasajeros opta por esperar un nuevo convoy para viajar sentado, lo que genera saturación en los andenes al sumarse las personas que van llegando hasta dicho terminal.

Fallas

Consultado respecto de si el diseño de la estación Tobalaba -que concluyó en diciembre de 2005- no anticipó la demanda bajo el contexto Transantiago, Morales comentó: “cambiaron los hábitos, pero hicimos todo según las demandas previstas. En las primeras semanas de febrero y marzo todo andaba bien, pero después la gente cambió sus modos de viaje dentro del Transantiago y tendremos que hacer esos arreglos”. Añadió que “todos los modelos se hicieron bajo condiciones normales, pero eso no ha sido así”.

Con más de 2 millones de personas transportadas en día laboral, a Metro le preocupa la alta densidad en sus vagones, lo que ha generado fallas en las puertas. Por ello, está en una campaña para reducir las aglomeraciones hasta un promedio de 5,5 pasajeros por metro cuadrado. Hoy la Línea 1 transporta en hora punta en torno a 6 pasajeros por metro cuadrado, mientras que la Línea 4 supera levemente los 5 viajeros por metro cuadrado.

La licitación de las obras en Tobalaba será adjudicada a inicios de agosto y ese mismo mes partirán los trabajos.

Comments are closed.