Argentina busca alzar tributos a Pascua Lama

Barrick presentó proyecto para pagar el 80% de los impuestos en Chile y el 20% en Argentina por la ubicación del oro. Sin embargo, Buenos Aires desea que los tributos se paguen a lo menos 50 y 50% entre ambos lados de la cordillera. Economía y negocios on-line 17 de julio de 2007.


GUSTAVO ORELLANA

La falta de definición de las autoridades de Argentina sobre el tema impuestos es, hoy por hoy, la única traba que va quedando para que el proyecto minero Pascua Lama salga de la Comisión del Tratado Minero entre Chile y ese país que analiza los proyectos fronterizos.

En ese país, las autoridades están afinando una propuesta que buscará elevar el pago de tributos de Pascua Lama en Argentina, considerando que en el actual escenario, tanto del proyecto minero como de las negociaciones binacionales, ese país queda en desmedro ante Chile.

El año pasado la empresa propietaria del proyecto, la canadiense Barrick, entregó una propuesta a la comisión, que incluía que, para evitar la doble tributación, en Chile se pagaría el 80% de los impuestos por la explotación de la mina y en Argentina la diferencia. Esta proporción está determinada por la ubicación de los recursos mineros: 80% en Chile, 20% en Argentina.

Tras la propuesta de Barrick, ambos países quedaron de analizarla y entregar una respuesta para que el tema quede de manera definitiva zanjado en la Comisión. Pero hasta ahora Argentina no entrega una respuesta.

Pero el estudio de Barrick -que no es concluyente, ya que quien resuelve es, finalmente, la autoridad- no dejó conforme a las autoridades argentinas, las que se abocaron de lleno a definir una respuesta que busca, como mínimo, que el cobro de impuestos sea "50-50".

Según confirmó la secretaria ejecutiva de la comisión por el lado argentino, María Concepción Font, efectivamente el gobierno de ese país todavía no ha terminado de evaluar la propuesta de Barrick y tampoco ha finalizado el texto de la respuesta que será sometida a consideración de la mesa binacional.

Del lado chileno, sostienen que el único punto que queda por analizar es, precisamente, el tributario, y alaban el positivo manejo que ha tenido el análisis de Pascua Lama por parte de la comisión binacional y la eficiencia con que se han coordinado los distintos servicios públicos.

También descartan que este retraso argentino redunde en postergaciones del proyecto minero en sí. "Esto no está interrumpiendo el desarrollo del proyecto. El problema de la doble tributación está arreglado. El tema en cuestión es cómo se va a tributar", explicó el secretario ejecutivo de la comisión por el lado chileno, Ramón Rada.

Entre mayo y junio se postergó tres veces la realización de la reunión del consejo binacional, pero, según explicó Rada, en el acta de la última reunión de diciembre se estableció que la instancia -presidida por los subsecretarios de Minería y Relaciones Exteriores de ambos países- se volvería a reunir en agosto de este año, y no antes.

Apenas el protocolo Pascua Lama salga de la comisión, la instancia podrá abocarse a definir otros proyectos fronterizos, que suman US$ 7.000 millones entre Chile y Argentina.

 

Comments are closed.