Chilenos denuncian destrucción de glaciares por multinacionales

Los movimientos sociales del Chile están movilizándose en contra el proyecto Pascua Lama, planeado por una multinacional de la cual es miembro George Bush padre, la compañía Barrick Gold. El gobierno chileno ha aprobado el proyecto. Biodiversidad en América Latina 04 de julio de 2007.


Las organizaciones denuncian que la destrucción de los glaciares va a acabar con la fuente de un agua especialmente pura. Además, señalan que el uso del cianuro y ácido sulfúrico en el proceso de extracción contaminará para siempre los dos ríos, de manera que nunca volverán a ser aptos para consumo humano y/o animal: "Hasta el último gramo de oro será enviado fuera de Chile. A la gente del lugar sólo les quedará el agua envenenada y las enfermedades consiguientes".

Las entidades piden que esa noticia sea divulgada por todo el mundo, pues los campesinos no pueden recurrir a la TV por una prohibición del Ministerio del Interior. De esa manera, la única esperanza para frenar el proyecto es obtener ayuda de la justicia internacional. "No a la mina abierta Pascua Lama en la cordillera andina sobre la frontera entre Chile y la Argentina. Pedimos al gobierno chileno que no autorice el proyecto Pascua Lama, para proteger la totalidad de dos glaciares, la pureza del agua de los valles de San Félix y El Tránsito, la calidad de la tierra cultivable en la región de Atacama y la calidad de vida de la gente afectada de la región", destacan.

En semana pasada, dirigentes de organizaciones del Valle del Huasco se presentaron ante la comisión de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, denunciando la larga lista de irregularidades cometidas por el gobierno y la empresa en el proceso de evaluación ambiental y la entrega de la Resolución de Calificación Ambiental al proyecto de Barrick Gold. Ellos mencionaron el peligro que constituye para un valle agrícola que existan empresas mineras irresponsables trabajando en la frontera trasladando bienes y personas entre Argentina y Chile sin ningún tipo de control, provocando pérdidas para los agricultores.

Según el documento presentado, la delegación denuncia que " no se consideraron informes y estudios de la misma DGA, ni las declaraciones de la empresa donde se constatan los daños que han tenido las labores de exploración del proyecto minero Pascua Lama en los glaciares del sector". Ellos exigen que se forme una Comisión investigadora de la Cámara sobre estas y otras irregularidades. Solicitan la paralización de las resoluciones hasta que no haya un pronunciamiento de la cámara dando cuenta de las investigaciones realizadas ante la comunidad.

Asimismo quieren "impulsar una legislación que prohíba la minería química a cielo abierto, especialmente en zonas de glaciares de distinto tipo, zonas de acumulación de nieve, lagunas, nacientes de ríos y cabecera de cuencas, por amenazar la cantidad y calidad de aguas en tiempos de crisis hídrica a nivel mundial". Las organizaciones reclaman la revisión y anulación del Tratado Minero entre Chile y Argentina por las implicancias que este tiene para la soberanía, el medio ambiente y la vida de comunidades amenazadas por proyectos binacionales.

 

Comments are closed.