Crisis de la merluza: artesanales capturarán sólo 25% de la cuota anual

Según el Instituto de Fomento Pesquero, recién en 2012 la cantidad de extracción será similar a la que hubo en 1999. Por ley, este año los pequeños tenían derecho a 21 mil toneladas. El Diario 23 de julio de 2007.


Fernando González M.
Al menos cinco años se tardará en recuperar la cantidad de merluza común existente en el mar chileno si se adoptan políticas que permitan el aumento en la edad y tamaño de los ejemplares actuales, de acuerdo con las proyecciones del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP). Hoy, los pescadores capturan mayoritariamente especies juveniles, de 2 ó 3 años, con tallas de entre 20 y 25 centímetros.

De acuerdo con el jefe de evaluación de recursos pesqueros de la entidad de investigación, Cristián Canales, se requiere aumentar la edad promedio a un rango de entre 6 y 7 años, para así aumentar el peso de las merluzas, con lo cual aumentarán las toneladas totales extraídas. Según el profesional, hay que revisar la cuota actual para que de aquí a 2012 la masa biológica esté en condiciones “mínimas” que permitan una extracción de entre 70 mil y 75 mil toneladas, rango similar al que existía en 1999.

De todos modos, aún con estos niveles, se estará bastante lejos de las 120 mil toneladas anuales que se obtuvieron en el trienio 2001, 2002 y 2003. Pero uno de los indicadores que más preocupa es la fuerte caída en la extracción de merluza por parte de los pescadores artesanales. Durante 2007, este sector tenía una cuota fijada por ley de 21 mil toneladas, pero sólo conseguirán menos de la cuarta parte, esto es, del orden de 5 mil toneladas.

“En términos matemáticos, es perfecto, porque estamos capturando menos de lo que nos ofrecen”, ironiza el presidente de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales, Cosme Caracciolo. Quienes sí conseguirán cumplir sus expectativas son los grandes pescadores industriales, quienes –de acuerdo con Infop- bordearán la cuota de 41 mil toneladas fijadas para este año. En total, se extraerá cerca de dos tercios de la cuota de 62 mil establecida para 2007. Las razones “Hay que revisar los niveles actuales de captura.

Evidentemente, la situación de ahora indica que las expectativas son más malas de lo que pensábamos. Si este año se fijó un número, y los artesanales no lo alcanzarán, eso por sí sólo indica que existe un problema”, afirma Canales. Agrega que “la condición actual de la merluza es grave y con ello la condición de los artesanales, que son los que están viendo más disminuida su participación, porque la merluza hoy está muy pegada hacia el sur de la VIII Región.

Entre la IV y la VI Región, donde está la fuerza artesanal, hay muy poca presencia de merluza”. El investigador responsabiliza de esta escasez a la aparición desde 2003 en adelante de una “plaga” de jibias, cefalópodo que habría depredado la población de merluzas. “Son especies muy voraces que pueden depredar 5 veces su propio peso en un año”, explica. También admite que puede haber influido un número indeterminado de pesca no declarada.

Comments are closed.