Gobierno reestructura sistema de evaluación de impacto ambiental

El tiempo regular de una declaración que pase por SEIA debe durar de 0 a 60 días. Ministra Uriarte informó que se creó un nuevo indicador que permitirá medir los plazos, responsabilidades y estado de avance de los proyectos de inversión. El Diario 27 de julio de 2007.


En un intento por terminar con los cuestionamientos que ha realizado el sector privado al lento y burocrático proceso que conllevan las evaluaciones de impacto ambiental, el gobierno presentó ayer una reestructuración al sistema.

Ello, informó la ministra del ramo, Ana Lya Uriarte, tras realizar durante el año pasado una auditoria al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), donde se detectaron las siguientes trabas: 1- Deficiente calidad en los documentos e información “que nos entrega el sector privado y público para efectos de evaluar estos proyectos de inversión”.

Aquí el desafío para los empresarios es “presentar mejores estudios y declaraciones de impacto ambiental y para el público “señalar exactamente cuáles son los requerimientos que hace al momento de evaluar proyectos ambientales”.

2- Disparidad de criterios “a nivel nacional en cuanto a los servicios es otro de los elementos que pudimos diagnosticar en esta evaluación del sistema de impacto ambiental”. 3- Retrasos en los tiempos de respuesta “por parte de los servicios públicos durante la evaluación de los proyectos de inversión”. Básicamente el cambio apunta -por ahora- a la instalación de un Indicador de Cumplimiento de Plazos (ICP) que busca disminuir los tiempos, mejorar la calidad de la información tanto pública como privada y aumentar la transparencia del proceso.

Esto permitirá que cualquier persona pueda seguir la trayectoria de un proyecto de inversión en tiempo real a través de Internet (www.seia.cl). Este indicador establece que el tiempo regular de una declaración de impacto ambiental debe durar de 0 a 60 días, si se produce la ampliación del plazo, cuestión que es legal, puede durar hasta 90 días.

Después de los 91 días o más significará que el proyecto presenta un retraso. Durante dichos plazos, en todo caso, se podrá revisar en forma on line el detalle de la etapa en que se encuentra cada proyecto, los tiempos de pronunciamiento de cada uno de los servicios involucrados en el SEIA y la información actualizada sobre aquellos servicios con un mayor volumen de proyectos bajo su responsabilidad.

La ministra de Medio Ambiente explicó que desde la creación del SEIA a la fecha han ingresado 11.389 proyectos en todos los años de duración del sistema de evaluación de impacto ambiental, cuyos montos de inversión ascienden a los US$ 108 mil 405 millones.

En tanto, agregó, las iniciativas que ingresaron al SEIA en 2006 sumaron 1.676 y en lo que va de este año alcanzan los 787 proyectos. Otras herramientas Acompañando a la aplicación del ICP está también la idea que los distintos ministerios que participan en el SEIA a través de sus respectivos servicios con competencia ambiental introduzcan indicadores de gestión para mejorar la evaluación y reducir los tiempos de calificación ambiental de los proyectos. De ahí que para mejorar la calidad de los estudios y agilizar la tramitación de los proyectos al interior de los servicios públicos involucrados, se consideró la elaboración de “14 Guías Criterio”.

 “Esto le indicará al sector privado cuáles son exactamente los requerimientos que el sector público está haciendo a la hora de evaluar proyectos”, sostuvo la ministra. A la fecha, se encuentran editadas las guías sobre proyectos de Biomasa, Eólicas e Impactos en el Medio Humano y antes de fin de año estarán disponibles las guías para actividades como la geotermia, el transporte de sustancias peligrosas, el cultivo de salmones, los planteles avícolas, centrales térmicas, turbinas de emergencia, cotos de caza, sitios contaminados, suelos como recurso natural, modelación del aire para fuentes fijas, modelación del aire para fuentes difusas, proyectos inmobiliarios y proyectos antárticos. A esto se suma que en mayo pasado las Comisiones Regionales del Medio Ambiente (Coremas) y los servicios públicos recibieron el “instructivo para la adecuada fundamentación de los informes sectoriales, de los acuerdos y de las resoluciones de calificación ambiental adoptados en el contexto del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental”.

La idea, dijo la ministra, es que “los procedimientos tengan un nivel de certeza y de rigurosidad extrema para que haya completa tranquilidad respecto de cómo se desarrolla el proceso y la decisión en torno a los proyectos de decisión que ingresan al sistema de evaluación de impacto ambiental”. Crecimiento Una vez conocida esta información, el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, resaltó la importancia de perfeccionar este sistema de evaluación dado que aporta anualmente al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) más de las dos terceras partes de éste.

 “Es decir, estamos ante uno de los componentes centrales del sistema de inversión de Chile y, por lo tanto, ante uno de los determinantes principales de nuestra capacidad para llevar a cabo buenos proyectos que respeten el medioambiente, pero que también contribuyan al crecimiento, el empleo y el bienestar de las personas”. Agregó que este nuevo instrumento permitirá que el SEIA de ahora en adelante tenga al menos tres características muy deseables: Calidad: “porque garantiza evaluaciones que cumplan con las normas, queremos proyectos, queremos inversión, pero queremos que se ciñan en modo más riguroso a la normativa vigente”. Celeridad: “tiene plazos, son públicos y el incumplimientos de los tiempos se puede verificar”. Claridad: “la transparencia es un postulado central de la gestión de este gobierno, es un mandato que ha dado la presidenta Bachelet a sus ministros y funcionarios”.

Comments are closed.