Restricciones bajan contaminación en 25 por ciento

Conama Metropolitana explicó que medidas preventivas a industrias y vehículos redujeron posible ICAP de 350 a 280. El Mercurio, 25 de julio de 2007

Conama Metropolitana explicó que medidas preventivas a industrias y vehículos redujeron posible ICAP de 350 a 280. El Mercurio, 25 de julio de 2007


VÍCTOR ZÚÑIGA

El director de la Conama Metropolitana, Alejandro Smythe, estimó que las medidas preventivas adoptadas por la Intendencia de Santiago en preemergencia, como restricciones a vehículos e industrias, implican reducir la contaminación en la capital en 25 por ciento.

Es así que en la pasada preemergencia ambiental, de carácter preventiva, decretada el jueves 19 de julio, las restricciones permitieron llegar a un Índice de Calidad del Aire Particulado de 280 en la estación de monitoreo de Cerrillos.

"Si no hubiésemos adoptado las medidas, estimo que el ICAP hubiese llegado a 350, lo que no es menor", dijo.

Y por medidas adoptadas bajo preemergencia están los 6 dígitos a autos no catalíticos, 2 dígitos a autos catalíticos, y la paralización de 516 fuentes fijas (industrias).

Smythe indicó que en virtud de la importancia de las medidas adoptadas bajo episodios críticos es que en ocasiones se decreta una preemergencia a sabiendas de que no se constatará el día respectivo (ICAP 301 o más), porque justamente las acciones preventivas buscan impedir que la contaminación en Santiago llegue a niveles más nocivos.

"Nosotros celebramos que no se constate la preemergencia que nosotros mismos decretamos, porque eso significa mejor calidad del aire, y eso es un beneficio a la salud de 6 millones de santiaguinos al no exponerlos a una altísima contaminación", precisó Smythe.

Aclaró que para ese día jueves 19 de julio no existían condiciones meteorológicas -por ejemplo, una lluvia- que hubiesen permitido mejorar rápidamente la calidad del aire de la ciudad y de esa forma levantar las restricciones a los automovilistas e industrias, como lo dictaminó la Contraloría General de la República en una resolución de abril pasado.

Caso distinto fue el 19 de junio pasado, cuando se decretó alerta ambiental por la Intendencia, medida que rápidamente se levantó cuando ese día amaneció con lluvias, debido a que un sistema frontal se adelantó a los pronósticos.

"A las 7.00 de la mañana, la intendenta Adriana Delpiano estaba ordenando el levantamiento de la medida por la alerta, acatando el instructivo de la Contraloría, y estableciendo una situación inédita respecto del plan de descontaminación de Santiago", dijo.

Insistió en que el enfoque preventivo es esencial en el diseño del sistema de gestión de episodios críticos, y es positivo que la gente lo comprenda.

Respecto de la temporada otoño-invierno 2007, el director Smythe reconoció que este año implica una inflexión, ya que la contaminación es mayor que en años anteriores, debido al uso de petróleo en las industrias ante el corte de gas argentino.

Adelantó que la evaluación en rigor de este año, en cuanto a fuentes emisoras de contaminantes, debiera estar lista para fines de agosto.

Aclaración a diputado Uriarte

El director de la Conama Metropolitana, Alejandro Smythe, informó que se está gestionando una reunión con la Comisión del Medio Ambiente de la Cámara de Diputados para informar cómo opera el sistema de pronósticos y declaración de los episodios críticos para Santiago, como la preemergencia ambiental preventiva. Lamentó que el diputado Gonzalo Uriarte (UDI) haya sido "poco riguroso" al abordar el dictamen de la Contraloría de abril pasado, que especifica las condiciones que deben cumplirse para levantar las medidas de preemergencia al no constatarse este episodio. "Queremos una cita para explicar a los diputados".

Comments are closed.