Cambio climático ya está golpeando el planeta

Ningún continente se salva de los eventos climáticos extremo.Según la Organización Meteorológica Mundial, el calentamiento global azota sin piedad a todo el globo, con récords de temperaturas y precipitaciones. La Nación 04 de octubre de 2007.


Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el planeta ha tenido desde comienzos de año episodios climáticos extremos, así como temperaturas muy elevadas. En enero y abril, éstas últimas fueron respectivamente más calientes en 1,89 y 1,37 grados Celsius en relación con los promedios registrados desde 1880.

Ningún continente logró escapar de los cataclismos. Junto con hacer un recuento, la OMM recordaba, a comienzos del mes de agosto, que los expertos del Grupo Intergubernamental sobre la Evolución del Clima (GIEC) prevén un aumento de la frecuencia de los acontecimientos extremos ligado al calentamiento climático.

Europa: Inglaterra y Gales tuvieron, entre mayo y julio, una impresionante cantidad de precipitaciones (406 milímetros en promedio), la más elevada desde 1766, año en que comenzaron los registros. Estas fuertes precipitaciones ocasionaron crecidas e inundaciones históricas en Inglaterra. Alemania tuvo su mes de mayo más húmedo desde 1901, fecha de los primeros relevos pluviométricos a escala nacional. Por su parte, el sur y el este europeos sufrieron una ola de calor que provocó varias decenas de muertes.

Asia: el seis de junio, el sultanato de Oman fue azotado por Gonu, el primer ciclón de su historia. Una ola de calor golpeó India a mediados del mes de mayo, con temperaturas que alcanzaron 45 a 50 grados Celsius. Este episodio fue seguido, en junio y julio, por un monzón de una amplitud excepcional, que causó enormes inundaciones en India, Pakistán y Bangladesh.

Estaciones meteorológicas dieron cuenta de precipitaciones que superaron los 350 milímetros en 24 horas. Esta situación provocó la muerte de varios cientos de personas, el desplazamiento de más de 10 millones de habitantes y la destrucción de vastas superficies cultivadas.

África: en febrero, Mozambique fue golpeado por inundaciones que causaron la muerte de 30 personas y la evacuación de otras 120 mil. A fines de junio, importantes lluvias provocaron crecidas del Nilo y de sus afluentes en Sudán. Finalmente, África del Sur registró sus más abundantes caídas de nieve (25 centímetros) desde 1981.

América del Norte: lluvias torrenciales causaron la muerte de al menos 23 personas en Minnesota, Oklahoma, Texas, Ohio y Wisconsin, según un balance publicado el jueves 23 de agosto. Una ola de calor dejó 25 víctimas en Tennessee, Alabama y Georgia.

América Latina: recientemente, el paso del huracán Dean dejó treinta personas muertas en el Caribe y en México. Uruguay sufrió, a comienzos de mayo, sus peores inundaciones desde 1959. A comienzos de julio, una ola de calor provocó importantes caídas de nieve en el sur del continente, junto con temperaturas extremadamente bajas: -22 grados en Argentina y -18 en Chile.

Le Monde
The New York Times Syndicate

 

 
 

 

Comments are closed.