En 2008 se creará área de protección para ballena azul

En junio estaría listo decreto de área marina en golfo del Corcovado. La Nación, 25 de octubre de 2007.


Fondo Mundial para la Naturaleza se reunió ayer con Subsecretaría de Marina para conocer el estado de avance de la formalización de la zona de conservación marina. En diciembre se retomará el diálogo ciudadano en Chiloé, de cara a la próxima Convención Ballenera Internacional que se desarrollará en nuestro país.
 
Tras reunirse con una delegación del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), encabezada por el coordinador del Programa Marino y de Especies para el continente, Carlos Drews, la subsecretaria de Marina, Carolina Echeverría, informó que el Gobierno tiene delineado el cronograma para crear la suspendida Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP) Chiloé-Corcovado-Chonos, que permitirá la protección de la ballena azul.

Junio de 2008 es el plazo para decretar el área, luego de que concluya un proceso de diálogo ciudadano que comenzará la primera semana de diciembre en Chiloé, lugar donde se reunirán a conversar con actores tan diversos como los pescadores artesanales, ONG y empresarios salmoneros, con el fin de darles a comprender qué es un AMCP.

La formalización de esta área se esperaba para mediados de este año, pero la Comisión Nacional de Uso de Borde Costero resolvió a fines de agosto suspender su formalización debido a la presión de algunas ONG y grupos de pescadores artesanales que protestaron por la falta de participación e información sobre la propuesta. "Por lo tanto se postergó la decisión en un plazo que debiera terminar en junio del próximo año", dijo Echeverría.

"Todavía hoy día hay miembros de la comunidad, como los pescadores, por ejemplo, y otros habitantes del área que no entienden qué es esto y si los perjudica o los beneficia. Eso es un indicador de que no está bien hecho el proceso de participación", agregó.

La subsecretaria sostuvo que lo "ideal" es llegar a consenso de cara a la Convención Ballenera Internacional (CBI) que se desarrollará en junio de 2008 en nuestro país.

La preocupación de WWF

En la actualidad, menos del 1% de los océanos cuenta con algún tipo de protección. De ahí la importancia que la propuesta chilena tiene para WWF, ya que el área de conservación equivale a unos 50 mil kilómetros cuadrados, superficie similar a la de Costa Rica, que vendrían a engrosar en algo el bajo porcentaje.

Es por ello que Carlos Drews, doctor en Zoología de la Universidad de Cambridge, pidió reabrir la discusión a la "brevedad", ya que las ballenas están expuestas a una serie de peligros. "Mientras el tiempo siga pasando, vemos más deterioro ambiental y también Chile pierde la oportunidad de hacer un testimonio hacia el mundo, en el marco de la reunión de la Comisión Ballenera Internacional", sostuvo el científico.

Entre los principales peligros para este cetáceo Drews cuenta la contaminación, los vertidos de la industria salmonicultora y el transporte marítimo fluvial, que puede ocasionar colisiones con las ballenas. "Pero lo más preocupante es la amenaza al ecosistema en su totalidad por falta de una organización territorial que defina cuáles son las industrias que deben tener determinados parámetros para mitigar su impacto y contaminación".

Comments are closed.