Endesa apelará resolución del TDLC por enajenación de derechos de agua

En la filial de Enersis preparan la estrategia legal que llevarán a la Corte Suprema para evitar desprenderse de sus derechos. Paralelamente, con Colbún estudian si recurren al tribunal por las condiciones que afectan directamente al proyecto. Diario Financiero, 24 de octubre de 2007.


El equipo legal de Endesa prepara los argumentos que presentaría ante la Corte Suprema para apelar al fallo del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) que aprobó con condiciones, la construcción de las centrales hidroeléctricas de Aysén. Conocedores del proceso señalaron que mientras Endesa recurriría por las restricciones que le fueron impuestas en materia de derechos de aguas, la generadora ligada al grupo Matte evalúa si la acompaña en el recurso.

La exigencia impuesta a Endesa implica la enajenación de los derechos de agua aprobados y en trámite que la firma tiene en tres ríos en la Undécima Región. La firma no comparte la decisión del tribunal que a su juicio estuvo determinada por los informes de entregados por la Dirección General de Aguas (DGA). “El tribunal no comprendió que lo que hace Endesa es desconcentrar, porque en el fondo los pone a disposición de un competidor como Colbún”, dijeron cercanos a la eléctrica.

En tanto que en Colbún, estarían de acuerdo con todos los puntos del fallo, excepto con el tema de los derechos de agua de Endesa. “La única situación por la que se recomendaría ir a la Corte Suprema es por los derechos de agua”, estimó un conocedor del proceso y agregó que como la resolución esta basada en el proyecto HidroAysén, que construirá cinco centrales por 2.745 MW, les compete. “Si Endesa considera que está condición es gravosa para ellos, y no procede conforme a derecho, deberán ver si en Colbún presentan argumentos en conjunto”, añadió.

En el recurso que presentará Endesa -y tal como sucedió durante el desarrollo de la consulta en el TDLC-, la compañía presentará sus divergencias con la postura de la DGA, organismo que recomendó al tribunal económico la enajenación de derechos no consuntivos en las cuencas de los ríos Palena, Aysén y en la subcuenca del río Ibañez.

La estrategia legal estaría basada en que la propiedad y la competencia de los derechos de agua quedaron zanjadas durante los 10 años que tomó la discusión de la modificación del Código de Aguas (2005), lo que implicó que Endesa renunciara a una cantidad importante de ellos.

Plazo acotado

Las generadoras tienen plazo para presentar la apelación hasta el próximo miércoles 31 de octubre. Por eso, la decisión de Colbún de acompañar a Endesa en la apelación sería tomada a más tardar el lunes. Los abogados José Tomás Errázuriz y Mara Isabel Díaz – de los estudios Barros & Errázuriz y Barros Letelier & Compañía respectivamente-, fueron los representantes de Colbún y Endesa durante el proceso llevado ante el tribunal económico, y ahora serían los encargados de presentar el recurso.

Más allá de esa decisión, trascendió que al interior de las generadoras existe la sensación de que el fallo fue favorable, dado que obviamente aprueba la construcción del complejo de cinco centrales. “Lógicamente, la acción no será por toda la resolución que es buena, pero estamos analizando todas las condiciones”, dijo un cercano a Endesa. En el caso de Colbún consideran que las otras condiciones aseguran la transparencia de la operación de Aysén al resto de los operadores del SIC.

El dictamen determinó que la línea de transmisión a Santiago debe abrirse a terceros proyectos, si es técnicamente posible; que Colbún y Endesa deberán informar a la Fiscalía Nacional Económica los precios de transferencia de energía; y que mientras ambas tengan participación en HidroAysén, deberá ceñirse a las normas de las sociedades anónimas.

Comments are closed.