La humanidad, amenazada

Una revisión de asuntos medioambientales globales concluyó que si no se abordan los principales problemas que enfrenta el planeta -el calentamiento global, la extinción de especies y el desarrollo no sostenible- se pondrá en riesgo la supervivencia misma de la humanidad. BBC Mundo, 25 de octubre de 2007.


El estudio, realizando para Naciones Unidas, indica que los asuntos más candentes no están siendo abordados, lo que hace mella en la salud, la riqueza y el bienestar de las personas.

Entre los principales problemas se cuentan la explotación de los recursos naturales, la disminución en las reservas de peces, el agotamiento de el agua potable y la pérdida de tierras fértiles.

El documento revela que miles de millones de personas en los países en vías de desarrollo están en riesgo por problemas relativamente fáciles de resolver. Muchos de estos dilemas han sido solucionados en otras partes del mundo, como por ejemplo las enfermedades relacionadas con el agua.

Amenaza al progreso

El Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas (UNEP, por su sigla en inglés) denuncia una "especial falta de interés" en revertir las tendencias, que van la dirección incorrecta. "Continúan habiendo problemas muy difíciles de tratar, que no se resuelven y no se abordan", dijo el director ejecutivo del UNEP, Achim Steiner.

Las reservas de peces están cada vez peor, la tierra arable se vuelve infértil -especialmente en África-, y más gente que antes sufre la falta de agua potable.

Además, crecen las concentraciones de gases que producen el efecto invernadero y se acelera la pérdida de la biodiversidad.

"Este asalto al medioambiente amenaza con socavar los muchos avances que las sociedades humanas han alcanzado en las últimas décadas", escribió en la introducción del informe el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon. "Mina los cimientos de la lucha contra la pobreza. Incluso podría poner en riesgo la paz internacional y la seguridad", agrega.

Esfuerzo enano

El informe de la UNEP, de 572 páginas y titulado Geo-4, contiene algunas conclusiones positivas.

Destaca, por ejemplo, que la deforestación del Amazonas se ha hecha más lenta, que la calidad del aire en Europa occidental ha mejorado y que ha sido positivo el tratado para frenar el crecimiento del agujero en la capa de ozono.

Pero estas noticias quedan empequeñecidas al lado de las conclusiones generales del estudio: los indicadores medioambientales están a la baja y los gobiernos no tienen la suficiente voluntad política para frenar la crisis.

 

Comments are closed.