Piden norma para que mineras no extraigan agua de bofedales y ríos

Dice que una de las tareas urgentes de Chile -a la hora de enfrentar el cambio climático- es incrementar la eficiencia de los recursos hídricos. Por eso proponen que las mineras trabajen con la desalinización del agua de mar u otras fuentes. No sólo por el proceso de desertificación que afectará al país, sino porque “se sabe que la falta de agua será crítica”. La Nación, 22 de octubre de 2007.


Sergio González, distinguido con el Nobel de la Paz por ser parte del IPCC de la ONU, se lo toma con calma. Ni el Nobel de la Paz por su participación en el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU, ni el sitial al lado del otro vencedor, Al Gore, ni la visita a La Moneda, lo sacan de la compostura. El investigador del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) prefiere destacar la importancia de la comunidad científica chilena que trabaja muy silenciosamente y que no concentra los focos, como Gore.

Aunque González participó en la Estrategia Nacional de Cambio Climático hoy no está trabajando en el plan de acción que elabora Conama para enfrentar los efectos del calentamiento global y que debiera ser realidad en diciembre. Sin embargo tiene muy claro que éste debe incluir como una de sus prioridades "aumentar la eficiencia en el uso del agua que es pobrísima en Chile. Tenemos el riesgo de una mayor desertificación del norte y un avance de la desertificación en la zona central, incluida la Región Metropolitana. Se sabe que la falta de agua será crítica".

Agua y mineras

Desde el INIA, conoce bien que la falta de planificación territorial está enfrentando a los sectores productivos agrícola y minero por la falta de agua. Por eso propone algo que ya se escuchó alguna vez: "De alguna forma que no extrajeran agua de bofedales y ríos, sino que trabajen con la desalinización del agua de mar. De hecho minera Escondida lo hace".

-Pero se queja que es muy caro y tiene un proyecto de extracción en Pampa Colorada.

-No es sostenible la actividad minera con ese estilo de extracción de agua. Pero claro, si tú tienes una empresa como Minera Escondida que desaliniza y las otras no tienen la obligación de hacerlo, hay una competencia que no es sana. Algo no está bien. Necesitamos la minería, el cobre es el principal producto exportable de Chile, pero no se sostiene la explotación del recurso hídrico.

-¿Debiera existir una obligatoriedad para desalinizar el agua y dejar de explotar el recurso de la manera en que se hace?

-No sé si desalinización, pero sí de otras fuentes. Pero una norma así es la única forma que las mineras se contengan.

Desafíos en Chile y el mundo

-Además de la mejorar la eficiencia de los recursos hídricos. ¿Qué otras cosas debiera contemplar el plan de acción contra el cambio climático que elabora Conama?

-Por la vía del mejoramiento genético se pueden obtener variedades más resistentes a la estrechez hídrica y a las enfermedades, pues una de las posibilidades ciertas es que aumenten las plagas y enfermedades porque los ciclos biólogos se van a acelerar con al aumento de las temperaturas. La reforestación también es importante y, si tiene como valor agregado la reducción de emisiones de CO2, con mayor razón".

Pero González no sólo piensa en los desafíos que enfrenta nuestro país en la materia, sino también en los acuerdos globales que se avecinan. De allí que le de importancia a que las conclusiones del Panel Intergubernamental de la ONU contra el Cambio Climático -cuyos miembros, incluido él, fueron premiados con el Nobel de la Paz- se tomen en cuenta de cara a la reunión de Bali.

 "Es muy importante que se acoja nuestro trabajo para la cita de Bali porque el IPCC ha sido muy conservador en sus predicciones. La magnitud de los cambios va más acelerada y se hace más urgente tomar medidas inmediatas. Ahora, yo no diría que el Protocolo de Kyoto no se va a cumplir. Entre el 2008 y el 2012 los países van a tener el tiempo suficiente para reordenarse y cumplir las metas, aunque algún país pueda quedar fuera del cumplimiento.

"Dejaría fuera la energía nuclear"

-El presidente francés, Nicolas Sarkozy se colgó del debate científico para ofrecer energía nuclear. ¿Sintieron que utilizó la ocasión de manera inadecuada?

-Podría interpretarse de esa forma. En un territorio donde hay una serie de restricciones, las centrales nucleares no son una opción en Europa. Es un tema sensible. Lo mismo que las centrales hidroeléctricas y la preservación de la ecología. Ninguna solución va a estar exenta de conflicto. Desde el punto de vista del funcionamiento de las centrales, la energía nuclear no emite gases de efecto invernadero, pero en la producción de la energía radioactiva para movilizarlas está mi sospecha. La contabilización tiene que hacerse en todo el proceso. Ahora, en mi opinión, dejaría la energía nuclear fuera por todo el futuro que sea posible. Tenemos otras fuentes para echar mano, tenemos cinco mil kilómetros de costa y zona de viento para desarrollar la energía eólica. Es una discusión que no puede quedar a abierta a variables económicas.

-¿Le parece un subsidio los estudios encargados a la comisión Zanelli?

-La única forma de tomar una decisión responsable es con información en la mano. Si bien la energía nuclear produce rechazo, sigue siendo una opción. Ahora, que sea una realidad es ciencia ficción. Las energías renovables no contaminantes solucionan una cosa pero generan ruido en tras. La hidroelectricidad es una de las energías más limpias, pero el emplazamiento de las centrales genera conflictos ambientales importantes.

-¿Es contrario al proyecto de las centrales en Aysén?

-Yo siento el conflicto, pero gracias a Dios no tomo las decisiones".

 

Comments are closed.