Tribunal de la Libre Competencia aprueba con 4 condiciones alianza entre Endesa y Colbún

“Aprobar la operación consultada”, dice la resolución del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), que visó el día viernes -tras 17 meses de análisis- la alianza entre Endesa y Colbún para el desarrollo conjunto, a través de la sociedad HidroAysén, de un megaproyecto hidroeléctrico entre los ríos Baker y Pascua en la zona sur de la región, que tiene un costo de unos US$ 2.500 millones. El Divisadero, 22 de octubre de 2007.

“Aprobar la operación consultada”, dice la resolución del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), que visó el día viernes -tras 17 meses de análisis- la alianza entre Endesa y Colbún para el desarrollo conjunto, a través de la sociedad HidroAysén, de un megaproyecto hidroeléctrico entre los ríos Baker y Pascua en la zona sur de la región, que tiene un costo de unos US$ 2.500 millones. El Divisadero, 22 de octubre de 2007.


Según informó el diario El Mercurio, el organismo antimonopolio condicionó la alianza de las compañías, que habían presentado la consulta en mayo de 2006, a que se cumplan en conjunto cuatro requerimientos. El más relevante dice relación con la línea de transmisión que inyectará los 2.750 MW desde Aysén hacia el Sistema Interconectado Central (SIC). Esta será construida por Transelec.

El TDLC dijo que la obra deberá recibir solicitudes de terceros a lo menos durante seis meses. Así, deja abierta la posibilidad para que Energía Austral -filial de la minera suiza Xstrata- pueda utilizar la misma línea para inyectar los 600 Megawatts que generará su proyecto Río Cuervo.

"Los contratos que HidroAysén, Endesa y Colbún celebren con alguna empresa de transmisión para la elaboración del diseño final de la línea asociada al proyecto deberán estipular un período de a lo menos 6 meses para recibir solicitudes de terceros interesados en disponer de capacidad de transmisión de la línea", señala la resolución.

Además, dijo que los contratos no podrán establecer limitaciones ni restricciones para que la empresa de transmisión disponga -en caso de existir terceros con disposición a pagar por ello, o que la propia empresa de transmisión esté dispuesta a asumir su costo- el diseño y la construcción de la línea con una capacidad superior a la requerida por HidroAysén, o para ampliaciones de la misma.

Condicionó también la operación a que Endesa y Colbún vendan los derechos de agua que poseen, ya sea los otorgados o los pendientes. Esta venta no podrá efectuarse a personas naturales o jurídicas filiales, coligadas ni relacionadas con cualquiera de las compañías.

La tercera condición dice que las empresas deberán presentar a la Fiscalía Nacional Económica los contratos definitivos de compraventa de energía y potencia de las centrales establecidos entre Endesa y Colbún.

Además, indicó que HidroAysén deberá permanecer como sociedad anónima abierta o cerrada, sujeta a las normas de las sociedades anónimas abiertas, mientras -dijo- Endesa y Colbún mantengan participaciones accionarias en ella.

Ahora sólo falta que la compañía someta sus estudios de línea base al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental para que sea evaluado por Conama, estimándose que ello ocurra el primer trimestre del próximo año.

 

Comments are closed.