Alcaldesa de Quilicura amenaza con recurrir a Contraloría por planta de transferencia

Carmen Romo está furiosa. Ve inequidad en la decisión de la Conama de autorizar una iniciativa que ya había sido rechazada por la instancia metropolitana. “Nunca van a poner algo así en Las Condes”, asegura. Además pone plazos: “Espero hasta el lunes el llamado de la Ministra de Medio Ambiente”. La Nación, 23 de Noviembre de 2007.


La alcaldesa de Quilicura, Carmen Romo, esperará hasta el lunes el llamado de la Ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, a quien le entregó la semana pasada una serie de antecedentes argumentando por qué los vecinos y la municipalidad se oponen a que se instale otra planta de transferencia en su comuna.

Si el teléfono no suena, asegura, tiene la artillería lista. Paso uno: presentarán en la Contraloría General de la República una carpeta con documentos que explican las razones que tuvo la Comisión Regional de Medio Ambiente (Corema) para rechazar en forma unánime el proyecto, que posteriormente fue autorizado por el director ejecutivo de la Conama, Álvaro Sapag. Paso dos: el municipio y los vecinos se harán parte en un recurso de protección. Paso tres: el municipio no entregará la autorización para que la empresa comience las obras. "Vamos a dar pasos respetuosos, pero…"

Ese pero tiene olor a basura. "El día que no estemos en el camino del diálogo, personalmente le voy a ir a dejar la basura a Álvaro Sapag, a la ministra de Medio Ambiente y a la Intendenta. Me van a ver adelante… jamás me escondo", dice.

La alcaldesa argumenta que la planta estaría ubicada a metros de un proyecto de parque para la comuna ya aprobado por el concejo municipal- y cercana a un conjunto habitacional. Argumentos que fueron refutados por el gerente general de Gersa, Antonio Quer, quien ha aclarado que la planta no tendrá impactos negativos para los vecinos. "La tecnología que contempla es un sistema de transferencia de residuos, entre las cuales se pueden mencionar la neutralización de olores y la limpieza permanente de la infraestructura y de las rutas por donde transitarán los camiones al depósito final en Til Til.".

Pero Romo no apunta a la empresa, sino a las autoridades. Y alude a la falta de justicia en las decisiones. "¿Por qué no ponen la planta de transferencia en Las Condes o Lo Barnechea al lado de esas casas tan lindas? Aquí no hay principio de equidad. Tú crees que va a haber un basural ahí. Nunca, jamás. Pero a nosotros nos quieren convertir en el patio trasero. No lo vamos a permitir. Durante 17 años tuvimos el basural más grande de la Región Metropolitana a tajo abierto y ya tenemos una planta de transferencia (de KDM). No queremos otra".

La historia
 
A principios de este año, la Corema Metropolitana rechazó la Declaración de Impacto Ambiental de la planta de transferencia de Quilicura por 16 votos contra 0. Durante el análisis de la Declaración, los servicios con competencia ambiental no se opusieron a la instalación de la planta: consideraron que cumplía la normativa y el plano regulador la permitía.

Sin embargo, cuando se llegó a la sesión de la Corema, el seremi de Salud argumentó que la planta no podía instalarse porque ocasionaba daños síquicos en la comunidad cercana y afectaba la salud de las personas. Entonces, los miembros de la Corema votaron en contra.

El titular de la empresa, Gestión Ecológica de Residuos S.A. (Gersa), interpuso un Recurso de Reclamación y recurrió ante la dirección ejecutiva de la Conama, facultad que está reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, para revisar el expediente.

Sapag y su equipo jurídico analizaron los documentos y no encontraron argumentos legales para el rechazo. Entonces, aprobaron la construcción de la planta. Ahí se desató el lío.

La alcaldesa presentó un nuevo recurso para revertir la situación. La dirección ejecutiva solicitó nuevos antecedentes al municipio y al resto de los servicios públicos para que agreguen antecedentes en caso de haberlos.

En este momento, la planta está aprobada y la empresa podría empezar su construcción. 
 
 

Comments are closed.