Denuncian nuevos derrames de metales pesados en la Cuarta Región

Cinco;millones de litros fueron vertidos anteriormente y ahora se sumaron 128 litros por segundo, durante 40 minutos, lo que arroja un total 307.200 litros. Terra.cl, 14 de noviembre de 2007.


Preocupado por dos nuevos derrames de la Empresa Los Pelambres, en la Cuarta Región, el diputado DC, Renán Fuentealba, formuló hoy un llamado a esta empresa para cumplir con todas las normativas legales y no dañar el ecosistema y la actividad productiva de los agricultores de la zona que han debido enfrentar la contaminación de las aguas del río Cuncumén.

Se ha señalado que esta vez se trata de 307.200 litros de aguas con metales pesados que el 26 de octubre se sumaron a los 5 millones de litros que la empresa vertió anteriormente, el 3 y 4 de agosto. En esta ocasión se derramaron 128 litros por segundo, durante 40 minutos, lo que arroja un total 307.200 litros.

El material recorrió dos kilómetros antes de caer a dos canales de regadío y al río Cuncumén, tributario del río Choapa, lo que supone la polución de la principal cuenca la Provincia de Choapa.

Ayer, agregó el parlamentario DC, la Corema acordó por unanimidad de sus integrantes, iniciar un sumario por el derrame producido el 26 de octubre, lo que suma a la decisión del Consejo de este lunes, donde se acordó sancionar a la minera por unanimidad.

“Si bien las sanciones pueden ser amonestaciones, multas o la revocación del permiso, la mayoría de los consejeros acordó aplicar multas, de 500 UTM, sin perjuicio de que dos integrantes se pronunciaron por la revocación del permiso de certificación ambiental”.

“Nos alegramos de que la instituciones estén funcionando, pero estamos preocupados, porque estos derrames se suman a los del mes de agosto. Siempre dijimos que es en la COREMA donde los agricultores y pobladores deben plantear sus reclamos, hoy vemos que esto da resultado, pero la empresa continua contaminando”.

Fuentealba agregó que “si bien es cierto las multas no reparan el daño causado, creemos que es una sanción moral, más que una sanción pecuniaria para una empresa que se dice proteger el medio ambiente y se dice respetar a los vecinos, a los pobladores, a los terceros, una empresa que se dice que hace una gran acción social y que efectivamente en algunas instancias ocurre; pero no en el cuidado al medioambiente”.

“Lo importante es que estos hechos no vuelvan a ocurrir, la contaminación que se produce no se mitiga los agricultores ven perjudicadas su potencial productor al regar sus plantaciones y sus cultivos con aguas contaminadas de manera tal que, más que una sanción pecuniaria, ojalá que la comunidad internacional sepa que minera Los Pelambres no cumple los compromisos que contrae en la resolución de contaminación ambiental y que, sí degrada reiteradamente y persistentemente, el medio ambiente y los derechos de las personas”.

Comments are closed.