Endesa decide no apelar a la Corte Suprema por resolución del TDLC

La generadora podría vender sus derechos de agua antes de que expire el plazo para devolverlos. Así haría menos gravosa la obligación que le impuso el tribunal. El Diario Financiero, 6 de noviembre de 2007.


En una decisión tomada al filo del plazo legal, Endesa no acudió a la Corte Suprema para apelar las condiciones con que el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) aprobó su asociación con Colbún para desarrollar las centrales hidroeléctricas de Aysén.

Una de las razones para no apelar, fue la evaluación favorable del fallo, pese a que siguen considerando que la recomendación de la Dirección General de Aguas (DGA) de desprenderse de derechos otorgados y en trámite en los ríos Palena, Aysén e Ibáñez, implica un impacto económico para la firma.

“El fallo estaba bien y aunque había algunas condiciones gravosas no impedían el desarrollo del proyecto, ni afectaban demasiado a Endesa”, dijo un conocedor del análisis de la generadora. La misma fuente afirmó que otra de las razones, fue su deseo de no judicializar el proyecto.

El tribunal obligó a Endesa a enajenar o devolver al Estado los derechos de agua dos meses antes de que HidroAysén, la sociedad que conformó con Colbún, firme el contrato para la construir de la línea de transmisión de las centrales.

Trascendió que atendiendo a que el TDLC abre la opción, Endesa podría vender esos derechos antes de verse obligada a devolverlos. La única condición es que el comprador no se relacione directa o indirectamente con los socios en HidroAysén.

Los otros actores involucrados -como Gener, Energía Austral, Colbún y las firmas ganaderas- tampoco acudieron a impugnar el fallo.

Comments are closed.