Inminente arribo de Cabalgata Patagonia sin Represas a Coyhaique

Grupo de jinetes supera las expectativas: será más de un centenar. En Villa Cerro Castillo casi 90 hombres y mujeres de a caballo recorrieron la localidad, gracias a un importante contingente de más de 20 ayseninos que se sumaron a la hazaña, que busca visibilizar a los anónimos pobladores que luchan contra los proyectos de represas y tendidos de alta tensión.; Coalición Ciudadana Aysén Reserva de Vida, 26 de Noviembre de 2007.


Ancianos pioneros, jóvenes e incluso extranjeros han adherido a esta proeza que en nueve jornadas recorrerá los 330 kilómetros que separan Cochrane de Coyhaique, para buscar en la capital regional las respuestas a las demandas inmediatas que enviaron a la intendenta Viviana Betancourt al partir la semana pasada desde la ribera del río Baker.

Una entrada triunfal de 85 jinetes montando contra los proyectos de centrales hidroeléctricas en Aysén fue lo que se vivió en Villa Cerro Castillo este fin de semana durante una de las últimas etapas de la Cabalgata Patagonia sin Represas, que se inició el lunes 19 de noviembre en Cochrane, y que hoy enfila hacia la capital regional, Coyhaique, donde esperan llegar el martes 27.

Más de 20 pobladores de la localidad se sumaron a la comitiva que atravesará la Reserva Nacional Cerro Castillo y los últimos tramos del Camino Longitudinal Austral, pasando por el sector de Melipal, El Blanco y Ensenada Valle Simpson.  Culminarán los jinetes los 330 kilómetros del trayecto y nueve jornadas en una concentración en la plaza de armas de Coyhaique, donde expresarán su rechazo a las iniciativas de Colbún y Endesa de represar los ríos Baker y Pascua, y de la minera Xstrata los ríos Cuervo, Blanco y Cóndor, entre otros múltiples proyectos del mismo tipo proyectados para la zona.

Bajo un implacable sol, que ha amainado en los últimos días, los pobladores provenientes de Cochrane, Colonia Norte, el Nef, Caleta Tortel, Puerto Río Tranquilo y Coyhaique, además de Santiago e incluso del extranjero, han revivido los viajes de antaño, cuando sólo los más avezados se atrevían a emprender tales hazañas en la Patagonia.  Hoy por lo que han calificado de causa épica: la defensa de Aysén como reserva de vida.

"La cabalgata va excelente.   Incluso mucho más de lo que esperábamos, estamos contemplando ya más de 100 jinetes para llegar a Coyhaique.  Se ve un ánimo bastante bueno en la gente y se están sumando personas que ni siquiera estaban inscritas", explica Marco Díaz, presidente de la Agrupación de Defensores del Espíritu de la Patagonia de Cochrane que organiza la actividad con el apoyo del Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena y otras organizaciones.

Agrega que "basta de poner en los medios de televisión a los millonarios que están en este asunto, en la gente de plata.  Nunca se muestra a los verdaderos supuestamente impactados, a quienes sufren las consecuencias negativas de estos proyectos.  Por eso la gente aquí ha venido por su propia convicción, ellos mismos se han ofrecido para defender su tierra".

Los que nadie escucha

Uno de esos protagonistas es Abraham Figueroa, nacido en 1937 en el sector donde hoy se emplaza Puerto Río Tranquilo y quien vive en Cochrane.  Sobre la cabalgata expresa que "a mí me encanta, es bueno que no se pierda esto.  Yo soy criado acá y campechano.  Vengo en la cabalgata porque soy cochranino, y no quiero que se pierdan esas tradiciones y se pierdan esas tierras, ese futuro que tenemos.  Hay que defenderlo".  Agrega que su idea es que "siga la Patagonia como está, sana, como la hemos tenido".  Y de eso sabe, tanto así que originalmente no se había sumado a la cabalgata y fue durante un alto del grupo en El Manzano y compartiendo unos mates con su amigo de 88 años Cecilio Olivares, también oriundo del Baker, cuando decidió seguir las 8 jornadas siguientes con su caballo y su pilchero para protestar contra las represas.

En Villa Cerro Castillo la recepción fue masiva.  El Club de Rodeo del poblado y la comunidad organizaron una fiesta campera en la cual no faltaron los asados parados, la taba, el truco, la cueca y ranchera.  Uno de los promotores de la adhesión de la localidad a la cabalgata fue Ernesto Sandoval, pequeño ganadero de Villa Cerro Castillo y quien ha trabajado largo tiempo por el rescate de la cultura patagona.  "Creo que es importante hoy día decirle al país que hay tantas alternativas de tener energía, quizás más cara, pero que no contaminarían esta región donde prácticamente no tenemos ningún tipo de contaminación.  Vamos a luchar para que las autoridades entiendan que tenemos una reserva mundial en esta región y una reserva de vida además" explica.

Entre los que se sumaron en Villa Cerro Castillo está el empresario oriundo de Aysén Víctor Hugo Puchi, quien junto a algunos familiares participó en torneos de truco y taba, y compartió con la gente, a muchos de quienes conoce desde sus años de infancia vividos en Cochrane y Coyhaique.  "La experiencia que estamos viviendo en estos días, acompañando a la gente, muestra la otra cara, la de la cultura, la tradición, todo esto que está amenazado por el progreso, progreso entre comillas que significa que si se hacen las represas en Aysén -que espero que no- todo quedará en el pasado y en el olvido, más allá de la belleza del paisaje que tenemos".

La noche anterior al ingreso a Villa Cerro Castillo, los jinetes participaron en un encuentro religioso en la capilla Santa Rosa, cerca de Bahía Murta.  Éste fue oficiado por los párrocos de Chile Chico Porfirio Díaz y de Coyhaique Bernardino Zanella, quienes pidieron por la gente que lucha por su tierra, el futuro de la Región de Aysén y el agua como fuente de vida en la Patagonia.

"La fe, la Iglesia la palabra de Dios y la historia de la salvación es el centro, porque nuestro Dios es el Dios creador.  Quien nos da el agua, la vida, las montañas, Él es quien nos dio todo e incluso la Biblia dice que Dios desde las nubes nos va acompañando.  Hoy cuando peregrinamos Dios nos está acompañando" reflexiona Porfirio Díaz.  Destaca la participación de decenas de pobladores, cuidando y valorando su tierra, "lo mismo que hemos disfrutado la merecen los que vienen.  Es algo único e histórico, hay un tremendo valor porque hay campesinos, pioneros, jóvenes, personas que vienen de fuera que están en esta noble causa y que no vienen por intereses económicos sino por el interés de cuidar la vida, nuestro planeta, nuestros pueblos.  Y yo como hijo del Baker también estoy cabalgando" replica.

Pero no sólo hay ayseninos. También se han incorporado en algunos tramos personas del resto de Chile e incluso del extranjero como una forma de expresar su oposición a las represas, quienes manifiestan que a pesar de la campaña de Endesa y Colbún sobre la supuesta eficiencia de las dos represas en el río Baker y tres en el Pascua, las 5.910 héctareas de inundación proyectadas y el tendido eléctrico con torres de alta tensión cruzando toda la región afectarían el paisaje y el activo económico turístico del territorio, la calidad de vida de las comunidades con la masiva llegada de trabajadores externos en poblados con muy poca población, y ecosistemas únicos en el mundo, postulados hoy como Patrimonio de la Humanidad.

Incluso el ciudadano español y profesional del área de la conservación, Eduardo Crespo, explica que "es creciente en España la conciencia de que las empresas españolas deben atenerse a un código de conducta similar o igual respecto de lo que hacen en el extranjero con lo que hacen en el país de donde son originarias.  En muchos casos esto no ha sido así por las diferencias legislativas entre las naciones, pero desde un punto de vista ético y moral es lo deseable  y lo exigible tanto por la ciudadanía como por los accionistas de Endesa España, en este caso".

Coyhaique: La ofensiva final

El ingreso a la capital regional de un contingente de más de 100 jinetes está programado para poco antes del mediodía por las principales calles de la ciudad, para establecerse en la plaza de armas frente a la intendencia regional donde esperarán la respuesta del Gobierno, a través de la intendenta Viviana Betancourt, a las demandas inmediatas que el grupo hiciera a la autoridad, en representación de miles de ayseninos, al partir desde Cochrane el martes pasado.

La intendenta participará esa mañana en una sesión del Consejo Regional en Villa O’Higgins pero se ha comprometido a tomar un vuelo directo hacia Coyhaique para llegar a la sede de Gobierno cerca de las 14:00 horas.  Para esto, se está conformando un grupo negociador con representantes de la zona directamente amenazada, de Coyhaique y de Santiago, en el marco del trabajo del Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena, que apoya la iniciativa.

En forma paralela a la Cabalgata Patagonia sin Represas se están recopilando firmas, que ya superan las tres mil, de personas que apoyan sus exigencias.  "Hacemos una invitación a todas las personas que están en los sectores de Aysén donde hay libros de firmas a que se inscriban, porque con eso nos están apoyando y son uno más de nosotros.  Así demostraremos a nuestras autoridades que las decisiones no se tomarán porque ellos quieren o porque el Gobierno nacional decide, sino que tiene que ser consensuado con toda la gente.  Y también demostraremos que hay muchas personas que no están de acuerdo con este estúpido proyecto".

Libros de firmas se han abierto en distintas ciudades de Chile y en forma especial en Cochrane, Tortel, Villa O’Higgins, Puerto Guadal y Coyhaique.  En esta última ciudad se ha dispuesto una mesa en el Paseo Horn, donde se puede consultar por la ubicación de los otros registros despachados a otras zonas de Aysén y el país. 
 

Comments are closed.