Rechazo a planta de gas marca masivo desfile ciudadano en Peñalolén

Alcalde y vecinos aprovecharon aniversario y el terremoto del norte para advertir sobre riesgos de construir una planta de este tipo a pocos metros de la falla de San Ramón. La Nación, 19 de Noviembre de 2007.


Los vecinos que se oponen a la construcción de una planta de gas en Peñalolén desfilaron ayer en el aniversario número 23 de la comuna para reiterar su oposición al proyecto de la firma Metrogas que actualmente se construye en un área de preservación ecológica, con el respaldo de la Comisión Regional del Medio Ambiente (Corema) de la RM.

El acto fue encabezado por el alcalde DC, Claudio Orrego, quien recordó que en los próximos días la Corte de Apelaciones deberá pronunciarse sobre la legalidad de las obras, las cuales ya fueron objetadas en un duro informe de la Contraloría, organismo que advirtió al tribunal que las obras no se pueden materializar.

"Nosotros tenemos fe en que la Corte de Apelaciones va a decir lo mismo que la Contraloría, que es ilegal instalar una planta de gas en esta zona", dijo Orrego.

Nuevas denuncias

La construcción está en curso gracias a que la Corema dio curso a una solicitud de aprobación provisoria de las obras. Esta autorización permite acelerar la construcción de la planta de respaldo -que servirá para tener reservas de combustible en caso de cortes de suministro desde Argentina-, pero sin una evaluación de impacto ambiental, la que se realizará recién a comienzos del próximo año.

"El avance de las obras es marginal, por eso es que nosotros hemos dicho que ya no se construyó para el 2007 y tampoco para el 2008, entonces ¿por qué no esperamos el GNL de Quintero y dejamos en tranquilidad a esta comuna y la precordillera", sostuvo el jefe comunal.

A su turno, la diputada UDI por la zona María Angélica Cristi, coincidió con las opiniones de Orrego, pero agregó que las anomalías en torno a la construcción continúan, ya que la firma estaría "cambiando la tierra" que existe en el lugar, lo que daría cuenta que los estudios de suelo no fueron bien hechos. "Eso es muy grave, porque ellos siempre dijeron que el suelo era apto", señaló Cristi.

Los vecinos que protestaron lo hicieron de riguroso negro, con pancartas y globos. Uno de los dirigentes a cargo de la columna, Ricardo Riquelme, enfatizó que además de oponerse al proyecto por razones ecológicas, lo hacen por seguridad, ya que los efectos de un sismo podrían tener consecuencias devastadoras.

"Aquí hay mucho riesgo de sismos, estamos a 600 metros de la falla de San Ramón y los equipos de la planta no van a ser capaces de enfrentar un movimiento ondulatorio. Ése es el riesgo que nos interesa que la gente conozca, eso va a generar un escape de gas, luego una explosión que a nosotros nos va a costar muchas vidas", indicó Riquelme.

En esa línea, el alcalde Orrego hizo un llamado a los ejecutivos de la empresa a reflexionar.

"Hoy día hemos lamentado un terremoto en el norte. ¿Qué pasaría si hubiera un terremoto con epicentro en la precordillera? ¿Quién va a dar la cara? ( ) Así que una vez más decimos: busquen otro lugar, hagan las cosas bien", afirmó.

 

Comments are closed.