Todo sea por el cambio climático

La mayoría de las personas están dispuestas a hacer sacrificios personales para combatir el cambio climático, de acuerdo a una encuesta de la BBC realizada en 21 países y en la que participaron 22.000 personas. BBC Mundo, 5 de noviembre de 2007.


Cuatro de cada cinco personas dijeron que están preparadas para cambiar su estilo de vida, inclusive en Estados Unidos y China, los dos mayores emisores de dióxido de carbono del mundo.

Tres cuartos de los encuestados apoyarían un impuesto a la energía si el dinero recolectado fuera usado para encontrar fuentes alternativas de energía o para optimizar la eficiencia en su uso.

Los chinos fueron los más positivos en lo concerniente al impuesto a la energía.

El reportero ambiental de la BBC, Matt McGrath, dice que la encuesta sugiere que en muchos países la gente está más decidida que sus gobiernos a contemplar cambios serios en su estilo de vida, a fin de combatir el calentamiento global.

"Sacrificios"

De acuerdo a la investigación, el 83% de los encuestados estuvo de acuerdo en que los individuos tendrán que, definitiva o probablemente, realizar cambios en sus costumbres para reducir la cantidad de gases contaminantes que producen.

El estudio sugiere que una gran mayoría de personas en cada país encuestado cree que será necesario hacer sacrificios.

En casi todos los países de Europa, así como en Estados Unidos, la mayoría de los encuestados opinan que el costo del combustible que más contribuye al cambio climático deberá aumentar.

Las únicas excepciones fueron Italia y Rusia, donde un importante número de encuestados cree que no será necesario un aumento en el precio de los suministros de energía.

Los encuestadores sugieren que los altos costos de los suministros, en ambos países, pudieron haber alarmado a los encuestados acerca de la posibilidad de un nuevo incremento en los precios.

Las actitudes en Asia y África con respecto al incremento de los costos energéticos son más variadas.

Mientras que en China e Indonesia la mayoría piensa que son necesarios costos más elevados, en Corea del Sur e India las mayorías en favor de un aumento son bastante más pequeñas.

En Nigeria, el 52% de los encuestados no cree que precios más elevados sean necesarios para combatir el calentamiento global.

¿China verde?

Las opiniones están divididas en cuanto a las propuestas de incrementar los impuestos a los combustibles fósiles: 55% a favor y 44% en contra.

Los chinos son los más entusiastas cuando se trata de este tipo de impuestos: el 85% está a favor, un 24% más que los países que más apoyan la idea después de China.

En el resto del mundo, sólo estrechas mayorías -y a veces minorías- aprueban un aumento de los impuestos.

Sin embargo, cuando a los que se oponen al aumento en los impuestos se les preguntó si cambiarían de opinión si los ingresos derivados de los mismos fueran usados para optimizar el uso de energía o para desarrollar combustibles menos contaminantes, la gran mayoría dijo que sí.

Y cuando se les preguntó si cambiarían de idea si se redujeran otros impuestos para mantener la misma carga impositiva total, el resultado arrojó que grandes cantidades de encuestados están a favor de impuestos "verdes" más altos.

"Esta encuesta muestra claramente que la gente está mucho más preparada para sacrificar su parte del total de impuestos que lo que los políticos prometen", dijo Doug Miller, director de Globescan, la empresa que condujo la encuesta para la BBC.

Globescan entrevistó a 22.182 personas en el Reino Unido, Australia, Brasil, Canadá, Chile, China, Egipto, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Kenia, México, Nigeria, Filipinas, Rusia, Corea del Sur, España, Turquía y Estados Unidos. Las entrevistas fueron presenciales o vía telefónica y se realizaron entre el 29 de mayo y el 26 de julio de 2007.

 

Comments are closed.