Bosque nativo: antes de fin de mes debiera aprobarse la ley

Según estimación de la subsecretaria de Agricultura, María Cecilia Leiva. El próximo martes se definiría la fecha de votación del proyecto. La autoridad destaca que el nuevo cuerpo legal traerá beneficios no sólo en desarrollo sustentable, sino que también en energía y aumento en la mano de obra agrícola. La Nación, 06 de diciembre de 2007.


Esperanzada en que antes de cerrar el año se haga realidad la ley de bosque nativo se encuentra la subsecretaria de Agricultura, María Cecilia Leiva. El proyecto, que "duerme" en el Congreso desde 1992, está viendo sus últimos trámites en una comisión mixta que trata el tema y está a punto de quedar en condiciones de votarse en sala y convertir en ley un viejo anhelo de los defensores de la sustentabilidad de los recursos naturales.

"Ésta es una ley que ha demorado quince años y el país la requiere para que garantice el uso sustentable del bosque nativo", dijo Leiva a La Nación.

La autoridad reconoció su satisfacción por haber logrado un acuerdo y que "el conjunto de artículos y la propuesta que llevó el Ejecutivo para resolver las observaciones que habían en la Cámara de Diputados fuera ampliamente apoyadas por los miembros de la comisión mixta".

En esta línea, adelantó que "el próximo martes tendremos una reunión para revisar los artículos e iríamos a (votación en) sala tanto en la Cámara como en el Senado con la propuesta que lleva la comisión mixta".

La subsecretaria insistió en el buen panorama que espera en el Congreso. "Espero que tengamos ley este mes. Que sea aprobada la propuesta de la comisión mixta porque en el Senado fue aprobado el texto completo de la ley por unanimidad. En general, hay un amplio consenso en que las observaciones fueron acogidas por el Ejecutivo y resueltas de forma satisfactoria. Lo más probable es que ambas cámaras lo voten positivamente y estoy plenamente optimista de que va a ser así", dijo.

En caso de aprobarse la ley, se establece un marco regulatorio actualmente inexistente que velará por el tema medioambiental, por el uso sustentable de los bosques nativos y asegurará un mejor nivel de ingresos para los pequeños propietarios de estos terrenos, quienes contarán con instrumentos de fomento para hacer un uso racional de los bosques.

Exportaciones agro

En otro ámbito, ayer en conjunto con la directora de ProChile, Alicia Frohmann, la subsecretaria de la cartera dio cuenta del apoyo del Ejecutivo al sector exportador. "El Gobierno se ha planteado hacer de Chile una potencia agroalimentaria y nos hemos preocupado del tema de la inclusividad, o sea que los pequeños, medianos y grandes productores agrícolas participen de este crecimiento y puedan mejorar sus niveles de productividad, desarrollo y procesos de innovación para acceder a los mercados internacionales en buenas condiciones", dijo Leiva.

En 2007, el Fondo de Promoción de Exportaciones Silvoagropecuarias (Fepsa), que es asignado a Agricultura y ejecutado por ProChile, cofinanció actividades de promoción internacional de los productos chilenos por nueve millones de dólares. "Estamos abriendo caminos para los nuevos exportadores, los más pequeños, que también miran con interés la posibilidad de internacionalizarse, muchas veces con productos innovadores", señaló Frohmann. La subsecretaria estimó que para el próximo año los recursos de fomento para el sector alcanzarán los 13 millones de dólares.

Medidas pro financiamiento al agro

La Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) lanzaron un conjunto de medidas que podrían beneficiar a un total de 270 mil productores que actualmente tienen dificultades para obtener financiamiento. Con esto se pretende mejorar la valorización de las garantías de los créditos hipotecarios y promover la formalización de las relaciones comerciales basadas en contratos de productos.

Entre las propuestas que plantean estos organismos se cuentan: ampliar el plazo de ejecución de las garantías de los créditos hipotecarios hasta tres años en el caso de predios agrícolas; establecer en los contratos de crédito un sistema anual de pago de dividendos y extender garantías no sólo sobre el inmueble (la tierra), sino que también a los derechos de aprovechamiento de aguas, para aumentar el valor de la garantía, según consigna la agencia ValorFuturo.

Además, plantean perfeccionar la normativa de los bancos sobre los “bienes recibidos o adjudicados en pago de obligaciones” respecto de predios rurales y modificar los actuales modelos de contratos hipotecarios.

Ley traerá avances en biodiésel

Agricultura espera que la ley de bosque nativo no sólo traiga beneficios en el desarrollo sustentable, sino que además se espera un incremento en la fuerza de trabajo producto del nuevo marco jurídico que tendrán las actividades del ámbito rural.

Además, la subsecretaria Leiva comentó que la eventual aprobación de la iniciativa permitirá evaluar una fuente energética alternativa, pues se estudia la creación de un proceso que permita utilizar los desechos forestales para producir biodiésel y de esta forma ayudar en una de las principales falencias que muestra el país: la dependencia energética.

Comments are closed.