Crisis del agua en San Pedro amenaza identidad campesina

Dirigentes y autoridades de San Pedro, provincia de Melipilla, no se rinden frente la búsqueda de soluciones. Diario de la Sociedad Civil, 11 de diciembre de 2007.


El pasado viernes 7 de diciembre se efectuó en San Pedro la reunión agendada en el Foro del Agua de Santa Rosa para avanzar en las negociaciones frente a la crisis de agua que se vive en dicha localidad, donde existe un Comité de Agua Potable Rural que aún no puede extraer agua de un pozo situado en terreno municipal, por encontrarse con una restricción amparada por la ley.

En esta reunión participaron dirigentes integrantes de la Red de Organizaciones Sociales y Productivas de San Pedro, el alcalde de la comuna Avelino Farías Piña acompañado de funcionarios municipales; un representante de la Dirección General de Aguas, Erwin Garrido; el Concejero Regional, Raúl Rojas, y ONG’s que están apoyando el proceso tales como Programa Servicio País, Corporación SODEM y la Red Participativa.

El propósito de este encuentro era retroalimentar las solicitudes efectuadas por la comunidad a las autoridades regionales para saber con claridad en que situación se encuentra la tramitación de los derechos de aprovechamiento de agua Erwin Garrido, representante de la DGA, señaló frente a esto que “lo vigente está en una situación de remate y actualmente se está solicitando un volumen de 6 millones, contra un volumen disponible de 1 millón de metros cúbicos al año”. Este proceso no ha avanzado mas rápido porque la empresa Electromet pidió un recurso de reconsideración la cual esta siendo un tapón por estar sobre las demás solicitudes que van a remate.

Uno de los temas más sentidos por los dirigentes es la vulneración de su identidad campesina, dado que en algunos sectores se debe vivir como en la ciudad por no contar con el recurso hídrico que permite el cultivo de hortalizas para autoconsumo, para cultivar frutillas que sustenta a gran parte de las familias de la comuna, y la crianza de animales que constituía su banca campesina. Todo esto frente a una legislación que favorece indiscriminadamente el crecimiento invasivo de las grandes empresas.

En cuanto a la acciones a seguir, mientras se espera que avance los procesos de la DGA, el abogado asesor Sergio Romero sugirió “instalar el tema desde la Asociación de Municipios Rurales (AMUR), entendiendo que hay que cambiar el Código de Aguas que permite abusos de derechos y que solo las grandes empresas tengan aprovechamiento en desmedro de los pequeños productores y en desmedro de vecinos que no tienen agua para tomar”. Frente a esto, el concejero regional Raúl Rojas se comprometió a colaborar activamente en lo que vaya siendo necesario en este proceso.

Por su parte, el alcalde de la comuna fue enfático al declarar “me interesa solucionar el conflicto por la vía que sea”, respaldando el trabajo de los dirigentes y continuar con este trabajo mancomunado que permita dar solución a esta vulneración de un derecho fundamental como es el acceso al agua.

 

Comments are closed.