Critican a EEUU, Japón y Canadá por frenar avances en cumbre sobre cambio climático de Bali

Pese a que los gobiernos participantes vislumbraban un acuerdo, los observadores de las negociaciones acusaron a estos tres países de retrasar los avances hacia un consenso para 2009. La Tercera, 5 de diciembre de 2007.


Estados Unidos, Japón y Canadá obstaculizan los avances en la conferencia internacional sobre cambio climático de la ONU en la isla indonesia de Bali, afirmaron hoy observadores de las negociaciones.

Hasta ahora han intentado en todas las rondas de negociación limitar metas ambiciosas y evitar concesiones concretas, afirmó el presidente de la organización ecologista "Friends of the Earth", Meena Raman.

Incluso se opusieron a la formación de un grupo de trabajo para cuestiones concretas referidas a la tranferencia de tecnología, agregó. Dijo que los países industrializados se comprometieron hace años a ayudar a los países pobres con tecnologías limpias para un mejor uso de la energía, pero esas promesas no fueron cumplidas.

"Si es tan claro que los países industrializados no cumplen sus obligaciones, ¿cómo esperar de los países en desarrollo que realicen su propio aporte a la protección del clima?", preguntó Raman.

Dijo que según el Protocolo de Kyoto, los países en desarrollo dependen para ello de la transferencia de tecnología. "Dudamos que los países industrializados realmente consideren al cambio climático un tema de primera línea", destacó.

Estados Unidos sólo está dispuesto a firmar un acuerdo de protección climática si los países en desarrollo son obligados a regulaciones similares. El Protocolo de Kyoto sólo prevé reducción de emisiones para los países industrializados.

El director de la sección Europa de la asociación ecologista "Climate Action Network" exigió claras concesiones también de Estados Unidos, Japón y Canadá en la meta de reducir las emisiones hasta 2020 entre un 25 a 40 por ciento bajo el nivel de 1990. Esa fue la recomendación de un encuentro de preparación de la cumbre de Bali en Viena. "Si acordamos aquí un plan de ruta para nuevas negociaciones climáticas, también debemos fijar hacia donde va el viaje", declaró Matthias Duwe.

POSIBLE ACUERDO

La reunión de la ONU sobre cambio climático dio pequeños pasos en busca de  un nuevo pacto contra el calentamiento global hacia el 2009, en medio de peleas sobre hasta dónde China e India deberían recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Yvo de Boer, titular del Secretariado de Cambio Climático de la ONU, alabó la reunión que se celebra del 3 al 14 de diciembre en Bali y a la que asisten 10.000 participantes, para lanzar conversaciones sobre un pacto climático que suceda al Protocolo de Kioto.

"Pero en éste proceso, como en tantos otros, la trampa está en los detalles", advirtió en un centro de conferencias junto al mar en la isla indonesia.

Después del día de apertura, los gobiernos establecieron un "grupo especial" para estudiar las opciones de cara al lanzamiento de dos años de negociaciones que vinculen con más fuerza a Estados Unidos y a países en desarrollo, liderados por China e India, en la lucha contra el cambio climático.

El encuentro acordó además estudiar modos para hacer más en cuanto a la transferencia de tecnologías limpias, como paneles solares o turbinas eólicas, en las naciones en vías de desarrollo. Tal paso es decisivo para implicar más a estos países en un protocolo post Kioto.

Actualmente, Kioto compromete a 36 naciones desarrolladas a recortar para 20082012 las emisiones de gases de efecto invernadero, procedentes principalmente de la quema de combustibles fósiles, en un 5 por ciento por debajo de los niveles de 1990, en un intento por contener las sequías, inundaciones, olas de calor y aumentos del nivel del mar.

Pero la controversia surgió a la hora de establecer cómo repartir la carga. Los ecologistas acusan a naciones incluidas en Kioto, como Japón y Canadá, de pedir demasiado a China e India.

Canadá dijo en una presentación expuesta en las charlas que "para ser efectivo, un nuevo marco internacional debe incluir obligaciones de reducción de emisiones para todas las mayores economías emisoras". La presentación no hizo mención a  recortes más profundos para las naciones ricas después del 2012.

La conferencia de Bali intenta obtener un mandato para ampliar el Protocolo a todos los países más allá del 2012. De los cinco principales emisores del mundo, Kioto sólo reduce las emisiones de Japón, ya que Estados Unidos no lo ratificó, China e India están exentas y Rusia tiene límites muy pequeños.

Fuera del centro de convenciones, un grupo de ecologistas daba clases de natación simuladas para los delegados, advirtiendo del incremento del nivel del mar y el riesgo para islas tropicales, como Bali, si ellos no actúan. "El nivel del mar amenaza a cientos de millones de personas", dijeron. "¡Húndete o nada!", concluyeron.

 

Comments are closed.