Ley de bosque superó última etapa legislativa

La iniciativa quedó en condiciones de convertirse en Ley de la República, tras ser aprobada esta tarde por la unanimidad de los 28 senadores presentes en la Sala de la Cámara Alta. Red Bosque Nativo, 20 de diciembre de 2007.


Su último trámite legislativo cumplió esta tarde el proyecto de Ley de Recuperación de Bosque Nativo y Fomento Forestal, al ser aprobado por el Senado con 28 votos a favor, ninguna abstención y ningún voto en contra. Con esto, el proyecto quedó en condiciones de ser enviado a Contraloría para su toma de razón, y su posterior firma por parte de la Presidenta Bachelet.

Esta ley, que con quince años de tramitación pasará a la historia como una de las de más larga discusión parlamentaria (ingresó al Parlamento en abril de 1992), es comparable tal vez sólo con la ley de instrucción primaria obligatoria, aprobada en 1920 tras décadas de dilaciones. “Asistimos a un momento clave para la historia ambiental del país. Si bien sabemos que esta ley no solucionará todos los problemas del bosque nativo, esperamos que sí signifique una importante contribución a su protección y conservación y manejo ”, señaló Flavia Liberona, coordinadora de la Red Bosque Nativo y directora ejecutiva de Fundación Terram.

La ecologista, que ha impulsado y acompañado el proceso de discusión de esta ley durante los últimos diez años, destacó especialmente que establece la obligación de realizar una autoevaluación de su funcionamiento cada tres años, “lo que permitirá realizar una medición permanente y evitar que se pierda el foco principal de esta ley, que son los pequeños propietarios forestales”.

El texto aprobado ayer corresponde a la conocida como ley corta de bosque nativo, que excluyó una serie de temas controversiales en beneficio de la creación de un sistema de incentivos al manejo y protección de bosque nativo, centrado principalmente en los pequeños propietarios forestales.

Entre otros aspectos relevantes, la Ley establece además la creación de un consejo consultivo, el que estará encargado de revisar el reglamento, solicitar estudios y definir las evaluaciones que se hagan a esta ley de bosque. Este consejo estará formado por representantes del mundo académico, organizaciones sociales, empresarios y representantes de gobierno.

Además, se deberá dictar un reglamento en base a estudios científicos para regular la corta de árboles nativos en la proximidad de cursos de agua o en pendientes, aspecto central para prevenir y combatir la erosión, el mantenimiento de los cursos de agua y la desertificación.

El senador Antonio Coloma, presidente de la Comisión de Agricultura y Medio Ambiente de la Cámara Alta, quien jugó un rol fundamental para impulsar la ley en esta última etapa, coincidió en señalar que “asistimos a un día histórico para el bosque nativo”, y agregó que es necesario que “un país invierta en su futuro”, en alusión al sistema de bonificaciones para el manejo y la conservación de bosque.

La subsecretaria de Agricultura, Cecilia Leiva, por su parte, destacó que ahora “el país cuenta con un marco regulatorio moderno” para el bosque nativo, que permitirá “mejorar los niveles de ingreso” de importantes sectores a través de las bonificaciones a los campesinos forestales.

El proyecto de Ley de Bosque Nativo aprobado ayer recibió un decisivo impulso tras el acuerdo alcanzado en la Mesa Forestal convocada por la Subsecretaría de Agricultura, que en agosto de 2006 consensuó los temas principales incorporados en el actual texto, y logró acuerdo sobre varios temas cruciales, como la definición de bosque nativo y la necesidad de enfocar el proyecto en los pequeños propietarios forestales.

Entre los próximos desafíos legislativos relativos al bosque nativo se encuentra la formulación y discusión de una ley para proteger el bosque esclerófilo, un tema crítico en la zona central del país, donde los intereses de los productores frutícolas y de palta incrementan la presión de sustitución.

Además, queda pendiente la creación de un sistema de áreas silvestres protegidas y lo relativo a la reforma de la institucionalidad del sector, especialmente el fortalecimiento de la capacidad de fiscalización de Conaf.

Comments are closed.