Agendas ambiental y política marcaron el segundo día en Davos

Foro Económico Mundial. Gran variedad de temas se trataron ayer en el encuentro. La caída de los mercados ya no fue el plato fuerte. El Mercurio, 25 de enero de 2008.


Una de las conferencias más exitosas ayer en Davos fue la que dictó Al Gore, junto a Bono (vocalista de U2), quienes cada vez adquieren más peso en la ciudad suiza. Ambos son paradigmas de cómo hacer visibles temas de alta complejidad en poco tiempo, como el cambio climático y la pobreza en África.

A ambos, se les hizo ver que conseguir esos dos objetivos puede ser contradictorio (el dilema entre priorizar medio ambiente o crecimiento).

La solución a esto la dieron los dueños de Google en una charla posterior. A través de google.org (organización sin fines de lucro) están invirtiendo enormes sumas para atraer talentos que desarrollen energía menos contaminante y más barata.

Para ellos, superar la pobreza, junto al cambio climático, constituyen problemas de innovación tecnológica.

Bloqueo de Irán

En el ámbito geopolítico, la ministra de RR.EE. israelí, Tzipi Livni, llamó a los empresarios del mundo a retirar sus inversiones de Irán, de modo que no pueda continuar con sus planes nucleares, pues para la ministra representan una amenaza mundial.

En tanto, el primer ministro palestino, Salam Fayad, llamó a abrir paulatina y ordenadamente los pasos fronterizos en Gaza, al reclamar que la situación ya era "desastrosa", mientras acusaba al Estado israelí de querer que los palestinos "pasen hambre".

Comments are closed.