Aprobación de la Ley de Bosque Nativo

Carta al directora de Flavia Liberona, Directora Ejecutiva de Terram y Coordinadora de la Red de Bosque Nativo, publicada en el diario El Mercurio, el 04 de enero de 2007.


Con sorpresa y agrado he leído el editorial del 31 de diciembre en el que se hace referencia a la aprobación de la Ley de Bosque Nativo. Me parece del todo acertado y necesario dar cuenta de un logro tan significativo, alcanzado después de casi 16 años de tramitación parlamentaria. La aprobación de esta ley no ha sido fácil, y aunque no solucionará todos los problemas relacionados con el bosque nativo, es un primer paso importante.

Resulta especialmente relevante que se reconozca el consenso alcanzado entre diversos sectores para su aprobación, el que se basa en un cambio de percepción y mentalidad respecto de la importancia que representan los ecosistemas nativos para la subsistencia de nuestra especie.

Representa un gran paso para conciliar visiones pues, más allá de tipificar o estigmatizar a diferentes grupos como de ecología profunda o productivistas, está claro que hoy existe mayor conciencia que hace 16 años sobre la dependencia que tenemos los seres humanos de nuestro patrimonio natural. Actualmente es evidente que no es posible centrarse sólo en producir y generar ingresos económicos; es necesario hacerlo resguardando nuestro entorno. Entender que estamos llegando a límites peligrosos, que ponen en riesgo nuestra supervivencia, representa un gran cambio.

Es destacable que este diario se haga eco de una visión realista y certera respecto de las necesidades de encontrar acuerdos, generar políticas y conciliar visiones que nos permitan coexistir en un escenario que -por decir lo menos- se vislumbra cambiante y difícil.

Comments are closed.