HIDROAYSÉN NIEGA INFORMACIÓN SOBRE MEGAPROYECTO DE REPRESAS

El Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena denuncia ante la opinión pública regional y nacional el desinterés de las empresas Colbún y Endesa, a través de HidroAysén, de mantener una política real de puertas abiertas y diálogo permanente y transparente con las comunidades donde pretenden construir cinco represas y, mediante Transelec, la línea de transmisión eléctrica más larga del mundo.;; Esto, ante las últimas decisiones adoptadas por la compañía. Declaración Pública Consejo Defensa de la Patagonia Chilena 07 de enero 2008.


En el mes de octubre del año 2006, el gerente general de HidroAysén, Hernán Salazar, se comprometió públicamente a poner a disposición de la ciudadanía regional y nacional la Línea Base de su Estudio de Impacto Ambiental, como muestra de transparencia y compromiso con la región.  En la práctica esto se tradujo en disponer en sus casas abiertas voluminosos tomos de documentación para ser consultada en el lugar y sucintos resúmenes ejecutivos en su página web.

Al solicitarle el Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena, en presencia de la ex intendenta regional Viviana Betancourt, el ministro de Energía  Marcelo Tokman y el director regional de CONAMA José Pablo Sáez, esta información en formato digital, el máximo ejecutivo de la empresa accedió a esta petición.  Lo mismo hizo ante el pleno de la Cámara de Turismo de Coyhaique.

Pero al momento concreto de ser requerido este material, fundamental para un análisis acabado y técnico de lo expresado en la línea base, se ha respondido formalmente, luego de tres semanas de espera, que "nos abstendremos por el momento de reproducir múltiples copias de toda esta documentación".

El Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena denuncia este hecho y lo califica como una abierta contradicción con la transparencia y la participación ciudadana que HidroAysén ha publicitado, lo cual demuestra que en el fondo sus casas abiertas y procesos de diálogo no son más que una mascarada de marketing para vender sus proyectos.  Un ejemplo de ello son las locaciones donde la empresa  entrega información y en las cuales paradójicamente no se identifica ninguno de los numerosos impactos sociales, ambientales y económicos que afectarían a las comunidades si se realiza su proyecto.

Lo anterior se suma a la reiterada negativa del gerente a debatir con quienes tienen una visión distinta de la iniciativa que él promueve, lo cual en cualquier proceso de información honesto es considerado una forma real de diálogo abierto con la comunidad.

El no cumplimiento, mediante resquicios, de los compromisos públicos asumidos por parte de HidroAysén permite poner en duda las promesas que las empresas mencionadas han hecho sobre energía más barata, empleo local y otras ofertas a nivel regional. Es válido pensar que en estos casos, a fin de cuentas, la responsabilidad de los incumplimientos será traspasada al Gobierno o a los parlamentarios, burlándose de las reales aspiraciones de la ciudadanía.

Llamamos a la comunidad regional a no dejarse embaucar con estas empresas que con dádivas permanentes y múltiples promesas que no están dispuestas a cumplir pretenden lucrar con las aguas de los ayseninos y chilenos, que les fueron entregadas hace casi dos décadas en forma gratuita, ilegítima y a espaldas de la comunidad regional. Por esta razón, más que generar desarrollo han estancado las posibilidades de muchos ayseninos que hoy no tienen derecho al agua porque ésta le pertenece a empresas trasnacionales.

Consejo Defensa de la Patagonia Chilena

 

Comments are closed.