Investigan posible responsabilidad de Marine Harvest en aparición de virus ISA

Inés Montalva, directora de Sernapesca, dijo que, si bien el mal está bajo control, a futuro podría aplicarse una erradicación total de los centros afectados. Diario Financiero, 16 de enero de 2008.


El Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) espera establecer a más tardar a fines de este semestre si la noruega Marine Harvest, principal salmonera del mundo, tuvo alguna responsabilidad en la aparición del virus ISA en las costas chilenas.

La otra opción es que estuviera presente desde hace años en nuestro país sin manifestarse como enfermedad.

“Todavía no concluyen los estudios epidemiológicos que establecerán si el virus fue importado por esa empresa o estaba presente y no había pasado a enfermedad. Estos análisis estarían listos durante este semestre”, explicó Inés Montalva Rodríguez, directora de Sernapesca.

-¿Y por qué ha costado establecer el origen?

-Es un virus que muta con mucha facilidad, como el influenza. El virus que estaba en Chile podría haber mutado y haberse hecho más patógeno. La otra posibilidad es que haya sido “importado”.

-Marine Harvest acaba de reconocer pérdidas por US$ 15 millones y declaró que la situación sanitaria ha empeorado…

-Es la empresa más afectada, pero de todas maneras no se trata de cifras catastróficas para la industria. Es una pérdida muy menor al lado de la totalidad de la producción, que se incrementó con respecto a 2006.

-¿La decisión de eliminar la totalidad de las jaulas del primer brote en Aysén sin esperar la confirmación del virus será una regla a futuro o sólo fue un caso excepcional?

-No es una regla, porque en las zonas de Chiloé, donde tenemos el foco principal, primero se confirma completamente la enfermedad para exigir la eliminación.

-¿Y no sería conveniente erradicar de una sola vez?

-Esa fórmula aplicaron en Escocia, que es una medida muy cara y compleja. Aquí se ha optado por el método noruego de manejar la situación.

-¿Podría aplicarse el método escocés en Chile?

-Es una posibilidad dentro de un proceso dinámico. Tendríamos que evaluar epidemiológicamente el avance del virus. Hasta ahora ha mostrado una expansión lenta.

Hay que considerar una serie de elementos para tomar una medida de ese tipo. Además, existe un comité público privado donde estamos evaluando permantemente la situación y acción.

-¿Hay una estimación de cuánto podría costar esta erradicación al sector salmonero, considerando la cantidad de centros con brotes (13), en sospecha (14) y en cuarentena (33)?

-Esto pasó hace muy pocos meses y vamos hacer una serie de estudios. No está todo dicho. Necesitamos más estudios epidemiológicos que nos den más luces en un sentido o en otro. Me parece que si el virus está presente sin causar la enfermedad no necesariamente el único camino es la eliminación de animales.

-¿Pero cómo califica la situación sanitaria hasta ahora?

-Acabamos de terminar un muestreo de casi la totalidad de centros del país y no hemos encontrado la presencia del virus ISA, excepto en los lugares que ya sabemos que está. Por lo tanto, sentimos que es una situación hasta ahora controlada. Es una enfermedad de la que hay que estar preocupados porque podría ser importante, pero en la medida que se maneja con profesionalismo y con la colaboración de la industria, podríamos mantenerla bajo control.

Informe de sindicalistas noruegos que visitaron Chile

Ayer se conoció el informe elaborado por el Comité de Pesca de la Confederación Nacional de Trabajadores de Noruega, los que visitaron el país a fines del año pasado.

Entre las recomendaciones para las empresas noruegas que operan en Chile señalan que los trabajadores ganen un sueldo digno; el sueldo base debe ser más alto que el mínimo, “hasta que esto se implemente, los subsidios estatales que las empresas noruegas reciben, deben beneficiar a los trabajadores y a los pueblos indígenas”; estudiar los efectos de las inmensas diferencias salariales entre los gerentes, los jefes y los trabajadores; ver la posibilidad de armonizar las condiciones laborales y salariales, cuando se realizan fusiones y compras de empresas.

En relación a las autoridades noruegas y chilenas, señala que “el Estado noruego debe participar de manera más activa en Mainstream, donde es dueño del 43,5% de las acciones; se debe considerar el establecimiento de contratos globales con ambas empresas; que los dirigentes generales de Marine Harvest y de Cermaq visiten Chile lo antes posible, para cooperar de forma profesional e intercambiar experiencias”.
 
 

Comments are closed.